blog, Ciudades, Consejos, Guias, otros, turismo, viajes

El tesoro de Marengo

el-tesoro-de-marengo

Desfortunadamente, una de las cosas que los turistas no suelen visitar en Turín, es el Museo Arqueológico, donde se encuentra El tesoro de Marengo.

Museo Arqueológico

Es evidente que la fama del Museo Egipcio, ciertamente magnífico y el conjunto de los Palacios Reales y Madama, hacen que pase inadvertido el Museo Arqueológico, situado en el sótano del complejo palacial.

Historia del tesoro

En abril de 1928, en la granja Pederbona, cerca de Alessandria, al sur del Piamonte, unos agricultores encontraron una caja de madera. En su interior hallaron un conjunto de objetos de plata. Las piezas se encontraban apelmazadas y cortadas para poder ser insertadas en la caja. Existe bastante oscuridad sobre la localización del tesoro en su conjunto. El peso del Tesoro una vez pasó a propiedad del Estado italiano para ser exhibido en el Museo Arqueológico de Turín (1936) era de casi 13 kg. frente a los más de 20 kg. que tenía ocho años antes. Otro dato sospechoso surgió en 1951 cuando se publicó la noticia de la existencia de piezas romanas halladas en Marengo en una colección privada de El Cairo, que pertenecía al armador Karkathopoulos.

No es fácil la datación del tesoro de Marengo a causa de las circunstancias, poco arqueológicas, en que se descubrió. No obstante, el tesoro se ha fechado entre finales del siglo II  d.C. y principios del s. III d.C. En cuanto a su ocultamiento, el hecho de las piezas fueran cortadas y quemadas, hacen poco probable pensar que fueron escondidas por su propietario. La opinión más extendida es que formó parte del botín de un saqueo. Su ocultación se cree que pudo ocurrir entre mediados del siglo III d.C. y principios del siglo V d.C. En el primer período se sucedieron saqueos durante las invasiones de francos y alamanes. En el segundo momento pudo suceder cuando a principios de la quinta centuria de nuestra era el general Estilicón rechazó el ataque visigodo de Alarico a Mediolanum (Milán)

Estructura

Se tiene que precisar, que el Museo Arqueológico de Turín está organizado prácticamente en el entorno de un cofre, que contiene en su interior valiosos restos arqueológicos datados de época primitiva y medieval y se subdivide en tres partes.

Seccion 1, Territorio Piamontés

La primera es la sección del Territorio Piamontés que se articula a través de un recorrido que simula una excavación arqueológica estratigráfica. De este modo, el visitante podrá sumergirse en la historia antigua del Piamonte, desde objetos neolíticos en piedra verde hasta bronces de la ciudad santuario de Industria (Monte Po), desde el misterioso Tesoro de Marengo (artefactos en plata repujada y dorada del siglo I a.C.-IIId.C.), hasta las evidencias de necrópolis lombardas.

Sección 2, las Colecciones

La segunda parte es la sección de las Colecciones, que inició la Casa Saboya en el siglo XVI y continuo con numerosas adquisiciones y donaciones. Situada en los invernaderos del Palacio Real, reúne esculturas y cerámicas de Chiprejarrones y urnas funerarias etruscascerámicas con figuras negras y rojas producidas en Grecia y la Magna Grecia, así como esculturas greco romanas.

Sección 3, testimonios arqueológicos

Por último, la tercera sección del museo esta reservada a los testimonios arquelógicos de Turín. Se encuentra en el subterráneo del ala nueva del Palacio Real, lo cual hace posible observar los vestigios del teatro romano de Augusta Taurinorum.

El tesoro de Marengo

Los especialistas creen que el tesoro de Marengo podría provenir de un santuario  que fue saqueado. Muchas de las piezas son revestimientos que decoraban estatuas o las bases de las mismas. La mayoría de los objetos pudieron haber sido regalos votivos o de uso ceremonial.

El busto del emperador Julio Vero

La principal pieza es el busto del emperador Julio Vero (161-169 d.C.), hijo de Marco Aurelio y coemperador con su padre. Es posible que este busto imperial sugiera su localización en un sacellum o en un colegio dedicado al culto imperial. En el retrato, el emperador aparece con armadura decorada con escamas y la Medusa en el centro de la égida.

La banda de plata es uno de los objetos que más debate genera entre los estudiosos acerca de su iconografía. Se cree que las dieciséis figuras que aparecen en la banda podrían ser divinidades greco-romanas. Este friso debió de formar parte de la base de una estatua o de un puteal.

Otras piezas que componen el Tesoro son la tabla votiva con la identificación de Fortuna Melior, una estatua femenina identificada con la Victoria, un kalathos, elementos decorativos de un diván romano (kline), marcos y láminas decoradas con motivos geométricos y florales, etc.

Se debe destacar, que el Museo está modernizado, con un criterio didáctico y con piezas muy interesantes. Los organisatores, reservan a sus visitantesuna sorpresa para casi el final del recorrido; un tesoro magnífico, que se conoce con el nombre del Tesoro de Marengo.

En 1928 , en la finca Perbona no lejos de Alessandría y al lado de la carretera nacional Marengo Alessandria Tortona, salió a la luz fruto de un descubrimiento fortuito, un gran complejo de objetos antiguos acabado en plata. Al material precioso en el momento del descubrimiento no le fue reconocida su gran importancia. Además, sufrió muchas vicisitudes antes de que el Estado italiano pudiera comprarlo y así llevar a cabo un trabajo de restauración delicado.

La restauración

Por otra parte, algunos elementos de lo que entonces eran conocidos como el Tesoro de Marengo, escaparon de la labor de recuperación y también se recibió recientemente la noticia de que un busto de plata del mismo origen se conserva en una colección privada en Egipto. 

Finalmente, la meticulosa restauración fue confiada a la pericia de un orfebre distinguido, Renato Brozzi, que logró devolver a la plata su esplendor original.

Polemica

Entre las piezas más interesantes de este complejo que ahora se conserva en el Museo Arqueológico de Turín, debe ser mencionado el busto de un emperador cuya identificación se ha discutido mucho. De hecho, después de las asignaciones a Septimio Severo y a Marco Aurelio, hoy la hipótesis más probable es que en el retrato se reconoce la efigie Lucio Vero . Especialmente agradable es una diadema de Nike.

Entre los objetos más pequeños, recordar una pequeña tableta  con una dedicatoria a Fortuna Melior, el brazo de una estatua de Victoria, un grupo de gemelos en bajo relieve y numerosas placas en relieve y decoración aplicada .


De particular importancia son las esculturas, también por la técnica utilizada . Casi siempre es una lámina delgada de plata en relieve.

En cuanto a la datación de este complejo que se encuentra en una zona completamente libre de vestigios arqueológicos, los elementos fundamentales son expuestos en el alrededor del busto y la inscripción. Este último es considerado por Bendinelli contemporáneo a la época del reinado de Lucio Vero (161-169), como un tributo del oferente al propio emperador.

¡Felicitaciones, conocen lo mejor de Turín!

Ya veis que esta preciosa ciudad esconde montones de lugares encantadores y posibilidades, que seguro ni siquiera conocíais.

Espero que os haya gustado y que la información os ayudará. Aquí os dejamos también unos pequeños consejos que os puedan servir a la ora de emprender tu futuro viaje:

Continuará.

0 Comments

Reply your comment

Your email address will not be published. Required fields are marked*

Translate »