blog, Chollos, Ciudades, Guias, otros, turismo, viajes

¿Qué ver en Besalú?

que-ver-en-besalu

Fue condado y obispado independiente. Está situada en el prepirineo gerundense y emplazada estratégicamente sobre un pequeño cerro a cuyos pies confluyen dos ríos. Se trata de una bella villa medieval célebre por su mercado y por la feria que viene celebrando desde hace más de un milenio. ¿Te unes a todo lo que hay que ver en Besalú?

Planifica tu escapada a Besalú

Hay que ver en Besalú cierta cantidad de monumentos y edificios de lo más interesante, por lo que la visita puede prolongarse durante una jornada completa.

Se encuentra rodeada de varias localidades muy bellas como BanyolesFigueres u Olot, que pueden servir para una excursión de día. Esta localidad también se encuentra colindante con la zona volcánica de La Garrotxa. Hablamos de un espacio ideal para realizar excursiones al aire libre y otras modalidades de turismo activo.

¿Quieres conocer este sitio?

Historia de Besalú

Época romana

La historia de Besalú es, cuanto menos, interesante. Por lo tanto, nada como conocerla para enriquecer todo lo que ver en Besalú. Poco se sabe de su más remoto pasado pero el solar debió estar habitado, al menos, desde el siglo VI a.C. Se considera que la ocuparon los romanos pues numerosos caminos convergen en este punto casi fronterizo. Los vestigios de la Villa Romana de Can Ring son del siglo I a.C.

Época musulmana

La ocupación musulmana de Besalú fue corta, pues ocuparon la zona hacia el año 715 pues los francos la tomaron después de que la población cristiana de Girona les entregara aquella ciudad en el año 785. Por entonces el lugar dependió para su defensa del conde de Girona. Su nombre era Bisuldunum en referencia a los cauces de los ríos Fluvià y Capellades, entre los que se sitúa. Desde el año 800 se van instalando judíos en la localidad.

Época cristiana

En el siglo IX el Wifredo el Velloso, conde de Barcelona, también es titular del condado de Besalú. En un momento dado, nombra conde de Besalú, con carácter vitalicio, a su hermano Radulf. A su muerte recuperó el título. En el año 920 el conde Miró “El Joven” incorpora el condado de Besalú al condado de la Cerdaña.

Las siguientes décadas se produjeron combates entre nobles por el control del condado, permaneciendo sometido al de la Cerdaña. En 969 se instala una ceca que comienza a acuñar una moneda propia para el condado.

En el año 994 el caballero Bernat Tallaferro hereda de su padre el condado de Besalú, convirtiéndose en el primer conde plenamente independiente. Durante el año 1016 el conde Bernat viaja a Roma consiguiendo que el papa Benedicto VIII otorgase a Besalú el privilegio de ser sede episcopal. Así, incluía los monasterios de RipollSant Joan de les Abadesses Camprodon entre otros. También la autorización para construir una catedral.

Después de eso, al año siguiente Wifredo, hijo de Bernat, sería nombrado primer obispo de Besalú, manteniéndose en el cargo hasta el 1020 (en que se abolió esta sede episcopal). En el año 1027 se comienza a celebrar un mercado que ha continuado hasta la actualidad.

En el año 1111 el conde Bernat III de Besalú muere sin descendencia. De acuerdo a un pacto previo, Barcelona absorbe el condado. En 1351 el rey Pedro IV de Aragón (que también era conde de Barcelona) crea el título de Príncipe de Girona para su heredero. De esta manera, incorpora al principado el condado de Besalú.

Por otra parte, el terremoto de 1428 causó graves desperfectos en la villa.

La época de la Guerra de sucesión española

En el año 1676, el mariscal Schonberg del el ejército francés hace una incursión por el Empordá, tomando Besalú. Durante la Guerra de Sucesión, Besalú se incorporó a la rebelión contra el rey Felipe V. La conquistaron en 1711. A resultas de la derrota, en 1716 se aplican los Decretos de Nueva Planta suprimiendo todas las veguerías (entidades administrativas) pasando a depender Besalú del corregidor de Girona.

La época de la guerra de la independencia

En el marco de la Guerra de la Independencia, en 1809 los franceses toman Besalú, celebrándose periódicos combates en su entorno hasta 1811. Durante las guerra carlistas, Besalú fue una población de fuerte implantación carlista, siendo ocupada por estos en diversas ocasiones.

Entre finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX los hacendados locales de ideología tradicionalista predominan en la alcaldía de Besalú, siendo elegidos diputados.

En la actualidad, la localidad es un importante centro turístico y cultural.

¿Qué ver en Besalú?

El Monasterio de Sant Pere

La localidad presenta aún la huella de su pasado medieval a través de un corto pero muy diversificado elenco de monumentos que ver en Besalú. Primero, entre ellos sobresale el Monasterio de Sant Pere, donde comenzamos la visita. Esta comunidad se constituyó en el año 977, consagrándose en el año 1003. En los siglos XII y XIII el centro religioso alcanza su máximo apogeo.

Del complejo benedictino solamente ha llegado el templo, donde se conservan las reliquias de los patronos de la localidad. Los patronos son San Primo y San Feliciano. Esto determinó la inclusión en su proyecto arquitectónico de una girola, propia de los templos de peregrinación. A raíz de las violencias anticlericales de 1835 la comunidad abandonó el templo, cayendo en la ruina. El presbiterio y el deambulatorio que lo envuelve con hermosas columnas es lo más interesante de esta iglesia románica de tres naves que ver en Besalú.

El Hospital de Sant Julià 

Vinculado al monasterio, y tras este, se encuentra el antiguo Hospital de Sant Julià (s. XII). Se dedicaba a albergar a los peregrinos y los pobres de solemnidad. Además, estaba dotado de una sobresaliente iglesia medieval.

Destaca por su monumental portada románica. Se trata de un lugar emblemático que ver en Besalú.

La Colegiata de Santa María

La Colegiata de Santa María tiene su origen en una sencilla capillita que estaba en el recinto de la desaparecida fortaleza la Alta Edad Media. Entre 1017 y 1020 fue sede provisional de la efímera diócesis de Besalú, cambiando la advocación de Sant Genís y Sant Miquel por la de Santa María. Desde el siglo XII, con la llegada de una comunidad de agustinos, se afrontaron obras de envergadura.

Sin embargo, en el siglo XVI perdió la categoría de catedral y pasó a ser colegiata. Tras su ruina en el siglo XVIII solo se conserva en el lugar la capilla mayor y parte de la nave transversal. Muchos de sus elementos están hoy en el Museo Nacional de Arte de Catalunya.

La Iglesia de Sant Vicenç

La Iglesia de Sant Vicenç (s. XIII, interesante que ver en Besalú) se alza sobre otra del siglo X y exhibe aún sus orígenes románicos. Su frente incluye un imponente rosetón y un ventanal gótico. Sobresale también su cuerpo de campanas del siglo XVIII.

Además, Besalú fue también un importante enclave para los hebreos en Cataluña. Por ejemplo, lo podemos comprobar recorriendo las calles de su barrio judío, como la actual Llibertat. Los restos arqueológicos de su Micvé (s. XII) son un edificio subterráneo de baños rituales para purificar el cuerpo. De la contigua Sinagoga del siglo XIII permanecen el patio y parte de la sala de oraciones. También hay restos del antiguo portal. Una de las opciones que hacer en Besalú es visitar estos lugares.

La Casa Cornellá

De imprescindible visita a lo que ver en Besalú es la Casa Cornellá (s. XII). Es una extraordinaria residencia privada que sorprende por su magnífico patio y por la imponente galería que recorre toda la parte superior.

La Cúria Real

La Cúria Real es un noble edificio que ver en Besalú. Se edificó entre los siglos XIII y XIV y fue la residencia de Bernat Cavaller. Éste ejerció de procurador del monarca en el lugar. El edificio mantiene intacto el ambiente gótico de sus espectaculares arcos ojivales y las cubiertas originales con característicos artesonados.

El Puente Viejo

Las imagen más emblemática que ver en Besalú nos la ofrece su Puente Viejo (ss. XI y XIV). La infraestructura salva una distancia de más de cien metros sobre el cauce del río Fluvià con elegantes arcadas góticas. En el tramo central se conserva una torre en la que se cobraba al viajero el llamado pontazgo, como peaje para cruzarlo. Fue dinamitado en 1939, por lo que debió de ser ser reconstruido.

En el entorno de Besalú existen varios templos medievales de interés como el de Santa Eulalia en Crespià, dotado de una espectacular cabecera absidiada. En conclusión, esto es lo principal que ver en Besalú.

Datos prácticos

  • Coordenadas 42º 12’ 9”N, 2º 42’ 0” E
  • Altitud 141 m
  • Habitantes 2 427 (2012)

 Distancias

  • Girona 32 km,
  • Barcelona 134 km,
  • Madrid 674 km.

 Aparcamiento

Se recomienda dejar el vehículo en el entorno de las vías de acceso al casco urbano.

 ¿Como llegar?

¿Dónde comer en Besalú?

Situada en el prepirineo gerundense y emplazada estratégicamente sobre un pequeño cerro, esta bella villa medieval es célebre por su mercado. También es famosa su feria, que lleva celebrando desde hace más de un milenio. Además, comer en Besalú significa tener acceso a  muchas recetas tradicionales de Cataluña. ¿Te apuntas?

¿Qué comer en Besalú?

Besalú es un pequeño municipio de fuerte esencia medieval que cuenta con una gastronomía clásica basada en los productos de su entorno. La ganadería y la agricultura son la base de una cocina de recetario tradicional. La huerta de Besalú y sus alrededores cuenta con productos de gran calidad y reconocimiento.

Cordero y cerdo

Podrás comer en Besalú cordero y cerdo. Son dos de las carnes más consumidas en la localidad. El primero asado y el segundo bajo diferentes aspectos entre los que destacan las patas de cerdo o la confección de embutidos.

Jabalí

Otras carnes de caza como la de jabalí también son muy frecuentes. Se degusta en forma de guisos que pueden acompañarse de setas y hongos cuando llega la temporada de recolección.

La Ratafía Catalana

En la localidad se elabora un producto que cuenta con el distintivo I.G.P, la Ratafía Catalana. Se trata de un licor elaborado a partir de la maceración de  de distintos frutos​ (nuez verde, cáscara de limónguindasclavel rojo), hierbas (menta) y especias (clavos de olornuez moscadacanela, rama de zarza) en un alcohol de base, generalmente aguardiente. Según el método y costumbres de la zona geográfica donde se elabore, la composición varía considerablemente. Se suele tomar después de las comidas, como licor digestivo, como aperitivo o como copa nocturna.

Ferias Gastronómicas

Durante el mes de diciembre se celebra la Feria de la Ratafía. Al llegar septiembre, el pasado de los fogones de la villa se revive gastronómicamente en sus Tastets Medievals.

El restaurante Castell de Besalú es perfecto tanto para pedir unos canelones, como una ensalada como un plato de carne. ¡Y qué decir de los pimientos del piquillo rellenos! Es un restaurante para comer en Besalú con una carta variada y con menú del día y de noche. El servicio es muy amable. Calidad-precio excelente y cuentan con una terraza muy bonita y cuidada.

Otra opción para comer en Besalú a la carta es Cal Tronc, un restaurante con mucho encanto. Con una carta muy elaborada y una presentación de los platos innovadora. Recomendamos probar el hojaldre de vieiras. También cuentan con menú del día y una carta muy variada, con platos como el arroz con sepia y calamar, el cabrito a la miel o la coca de escalivada.

Curia Reial es un restaurante con unas vistas de 10 al río y una selección de platos tradicionales buena.

Besalú a vista de dron

¡Si te ha gustado compártelo!

Esperando que este post te sea útil, te dejamos aquí también algunos enlaces prácticos a la hora de preparar tus próximas salidas.

Si aún no lo tienes claro hacia donde vas a volar en tus próximas vacaciones, infórmate sobre estos siguientes posibles destinos:

Cataluña fascinante

Descubre lo mejor de Asturias

Descubre los lugares más bonitos de Italia

¡Viaja a Malta!

¿Te gusta la naturaleza?

¡Viaja a Rumania!

¡Viaja a Moldavia!

… por si te gusta la nieve.

¡Viaja con nosotros!

Continuará

0 Comments

Reply your comment

Your email address will not be published. Required fields are marked*

Translate »