blog, Ciudades, Consejos, Guias, otros, turismo, viajes

¿Que ver en Milán?

que-ver-en-milan

Milán está situada al norte de Italia y es fácilmente accesible desde el resto de Europa, tanto por tierra como por aire. Aquí encontrarás las diferentes formas de llegar a Milán, sus precios, cómo reservar y ¿Que ver a Milán?

Como llegar?

El auge de los vuelos de bajo coste ha hecho que en los últimos años lleguen a pasar por los aeropuertos de Milán más de 36 millones de pasajeros.

Reservando el vuelo con antelación es habitual encontrar vuelos de ida y vuelta por poco más de 50€, por lo que llegar a una de las capitales de la moda está en la mano de todo el mundo.

Aerolíneas de bajo coste que vuelan desde España hasta Milán:

  • Vueling: Desde Barcelona, Bilbao, Ibiza y Valencia.
  • Easyjet: Desde Barcelona, Ibiza, Madrid, Málaga, Mallorca y Menorca.
  • Ryanair: Desde Alicante, Barcelona, Reus, Girona, Gran Canaria, Fuerteventura, Ibiza, Lanzarote, Madrid, Málaga, Mallorca, Santander, Santiago de Compostela, Sevilla, Tenerife, Valencia y Zaragoza.

Para encontrar los vuelos más baratos, echad un vistazo a nuestro buscador.

Aeropuerto de Milan, Malpensa.

El Aeropuerto de Milán-Malpensa (MXP) es el aeropuerto más importante y transitado de Milán. En 2017 pasaron por sus terminales más de 22 millones de pasajeros, convirtiéndolo en el segundo aeropuerto más concurrido de Italia.

Con 19 millones de pasajeros, el Aeropuerto de Milán-Malpensa (MXP) sólo queda por detrás de Fiumicino, en Roma.

Como punto negativo, el aeropuerto se encuentra situado muy lejos del centro de Milán, 40 kilómetros al noroeste del centro de la ciudad.

Terminales

El Aeropuerto de Malpensa cuenta con dos terminales muy diferenciadas y separadas entre sí, por lo que es de extrema importancia saber desde qué terminal se vuela. Ambas terminales están comunicadas por un autobús gratuito que opera cada 7 minutos.

En principio, la Terminal 1 es desde donde parten la gran mayoría de las aerolíneas, estando la Terminal 2 dedicada casi en exclusiva a las compañías de bajo coste, en especial a Easyjet.

Cómo llegar a Milán desde el Aeropuerto de Malpensa

Tren

Hay dos líneas de tren que comunican la Terminal 1 con el centro de Milán: una con destino a la Estación Central (13 €, 50 minutos de trayecto y trenes cada 20-40 minutos), y otra que llega a la estación de Plaza Cadorna, junto al Castillo Sforzesco (13 €, 30 minutos de trayecto y trenes cada 30 minutos).

Autobús

La empresa Autostradale tiene un servicio permanente de autobuses que conectan la estación central de Milán con las dos terminales de Malpensa. Los autobuses parten desde Milán de 4:00 a 23:00 horas, y desde el aeropuerto de 6:00 a 00:30 horas. La frecuencia del servicio es de 20 minutos y el tiempo de trayecto es de casi una hora.

El precio del autobús es de  por trayecto o 14  si se compra el billete de ida y vuelta. Los niños entre 3 y 11 años pagan 5 € por trayecto.

Servicio de traslado

La opción más cómoda y rápida de llegar al hotel es que un chófer os esperea la salida del vuelo con un cartel a vuestro nombre. Si no queréis complicaros y preferís evitar engaños, sobreprecios y problemas de idioma, podéis reservar online los traslados en Disfruta Milán. El precio es de 90 €.

Taxi

La lejanía del Aeropuerto de Milán-Malpensa respecto al centro de la ciudad hace que tomar un taxi sea bastante costoso. El trayecto tiene un precio fijo de 95 € – igual que el servicio de traslados – y no se debe aplicar ningún suplemento. El tiempo de trayecto es de unos 50 minutos.

Milán es una ciudad bastante grande, sin embargo, la mayoría de puntos de interés para el turismo se encuentran en el centro de la ciudad, cosa que simplifica la preparación del viaje y permite visitar los lugares importantes con mayor rapidez evitando grandes desplazamientos.

Aeropuerto de Milán-Linate

El Aeropuerto de Milán-Linate (LIN) es uno de los tres aeropuertos que comunican Milán con el resto del mundo. Los otros dos son Milán-Malpensa y Orio al Serio, en Bérgamo.

El nombre oficial del aeropuerto de Milán es “Aeropuerto Enrico Forlanini, en honor al inventor italiano pionero de la aviación.

A pesar de ser el más céntrico de los tres aeropuertos, situado a tan solo 8 kilómetros al sureste de Milán, Linate se está convirtiendo en el aeropuerto menos transitado de los tres, con poco más de 8 millones de viajeros anuales.

El Aeropuerto de Linate es utilizado principalmente para vuelos domésticos y de corta distancia.

Cómo llegar a Milán desde el Aeropuerto de Linate

Autobús urbano

Las líneas 73 y X73 comunican Linate con la estación de metro de San Babila. La línea 73 opera todos los días cada 10 minutos, mientras que la X73 (directa) de lunes a viernes cada 20 minutos. El primer autobús sale de Linate a las 6:05 y el último a las 00:40 horas.

El precio es el de un billete sencillo y es la forma más económica de llegar al aeropuerto o a Milán. Si se compra en el autobús, el billete tiene un pequeño suplemento.

Otros autobuses

  • Starfly: Parte de Linate entre las 6:10 y las 23:30 de lunes a viernes, de 6:30 a 22:00 horas el resto de días. Realiza paradas en Lambrate y en la Estación Central. Lafrecuencia oscila entre 20 y 30 minutos dependiendo de la hora del día. El tiempo de trayecto es de 25 minutos y el precio de .
  • Air Bus: Sale del Aeropuerto de Linate entre las 6:30 y las 23:30 horas y tarda 25 minutos en llegar a la Estación Central (Plaza Luigi de Savoia). Hace una parada intermedia en la Plaza Dateo. El precio es de , o 9  si se adquiere el billete deida y vuelta.

Servicio de traslado

La opción más cómoda y rápida de llegar al hotel es que un chófer os espere a la salida del vuelo con un cartel a vuestro nombre. Si no queréis complicaros y preferís evitar engaños, sobreprecios y problemas de idioma, podéis reservar online los traslados en Disfruta Milán. El precio es de 42 €.

Taxi

Al contrario que desde Malpensa, desde el Aeropuerto de Linate no existe una tarifa fija para llegar al centro, sino que se cobra lo que marque el taxímetro. El precio normal de un taxi debería ser de entre 30 y 40 .

Aeropuerto de Bérgamo-Orio al Serio

El Aeropuerto de Bérgamo (BGY), oficialmente Aeropuerto de Orio al Serio por estar situado en esta localidad, es el aeropuerto preferido por la mayoría de las aerolíneas de bajo coste que operan en Milán.

A pesar de que el Aeropuerto de Bérgamo se encuentra situado muy lejos de Milán, 45 kilómetros al este de la ciudad, tanto la distancia a Milán como el tiempo de trayecto son muy similares a Malpensa, el aeropuerto más importante de la ciudad.

El Aeropuerto de Orio al Serio está viviendo un fuerte crecimiento gracias a aerolíneas como Ryanair. En 2015 más de 10 millones de pasajeros pasaron por sus terminales.

Cómo llegar a Milán desde el Aeropuerto de Bérgamo

Autobús Autostradale – Terravision

Los autobuses de Terravision son la forma más económica de llegar desde el Aeropuerto de Bérgamo hasta Milán (Estación Central de Milán, Piazza Luigi Savoia). El precio del billete es de  o de 9  si se compra el de ida y vuelta.

Los autobuses de Terravision parten desde el aeropuerto desde las 4:00 hasta la 1:00 con una frecuencia de entre 20 y 30 minutos. Desde Milán salen desde las 2:15 hasta las 22:10 horas. El trayecto se realiza en tan sólo 60 minutos.

Recomendamos reservar con antelación en su página web y aprovechar los descuentos especiales.

Autobús Orio Shuttle

Los autobuses Orio Shuttle realizan la misma ruta que los de Terravision, cada 30 minutos entre las 3:00 y las 24:00 horas. El precio del autobús es a partir de por trayecto, aunque en función de las fechas el precio puede ser más elevado. Recomendamos reservar con antelación en su página web.

Tren

A pesar de que el Aeropuerto Orio al Serio no cuenta con estación de tren, desde éste es posible tomar un autobús hasta la estación de Bérgamo y desde allí tomar el tren a Milán.

Aunque esta opción es bastante engorrosa, en el trayecto de regreso no es tan descabellada. Podéis hacer una parada y aprovechar para visitar Bérgamo, su ciudad alta es realmente interesante.

Servicio de traslado

La opción más cómoda y rápida de llegar al hotel es que un chófer os esperea la salida del vuelo con un cartel a vuestro nombre. Si no queréis complicaros y preferís evitar sobreprecios y problemas de idioma, podéis reservar online los traslados. El precio es de 100 €.

Taxi

El precio de un taxi desde el Aeropuerto de Bérgamo hasta el centro de Milán es de más de 100 . El tiempo de trayecto es de unos 50 minutos.

Milan, que ver?

A continuación vamos a repasar algunos de los puntos de interés, ¿Que ver en Milán? que todo turista debería de visitar en su estancia en esta ciudad. En la lista figuran los sitios más importantes de visitar, ya sea por su historia y espectacularidad, o simplemente por su belleza.

LA PLAZA DEL DUOMO

Apenas llegues a esta ciudad, sobre todo si lo haces en metro desde el aeropuerto, es probable que te acerques a la plaza conocida con el nombre Duomo. Al terminar de subir las extensas escaleras verás una inmensa plaza de mármol con edificios antiquísimos de un esplendor espectacular. La enorme catedral neo gótica te recibirá con los brazos abiertos y podrás contemplar al otro extremo la pequeña callejuela que conduce a la parte de atrás de este centro histórico, donde se encuentra el teatro de La Scala.

LA ÚLTIMA CENA DE LEONARDO DAVINCI

Cuando te encuentres en el centro histórico de Milán, no puedes dejar de conocer una de las joyas de esta ciudad, una de las piezas artísticas más enigmáticas que se conocen hasta el momento: “La Última Cena” de Leonardo Da Vinci. La misma se ha vuelto extremadamente popular gracias a los libros de Dan Brown.

Esta obra de arte se encuentra en el antiguo convento Santa Maria delle Grazie y data de 1498, aunque a lo largo del tiempo se la ha restaurado de múltiples formas, para evitar que desaparezca.

El refectorio donde se halla fue bombardeado durante la segunda guerra mundial, un momento que se vio marcado por un acontecimiento asombroso: toda la iglesia se desplomó mientras que el Cenáculo permaneció milagrosamente de pie.

Tanto si te gusta el arte como si no, no debes dejar de visitar este lugar, estamos seguros de que te resultará asombroso. Eso sí, como es un sitio sumamente visitado, debes reservar tus entradas con antelación porque de otra forma, no podrás acceder.

EL TEATRO LA SCALA

Todavía en el centro de Milán te recomendamos que dediques un tiempito para visitar el teatro “La Scala”, porque no es como cualquier otro, se encuentra impregnado de historia.

Si te gusta la ópera, definitivamente, no puedes perdértelo. Mientras subes las escaleras hacia el teatro podrás encontrarte con fotos históricas, como la de la primera vez que María Callas estuvo allí y cantó en público, deslumbrándolo. También hay fotos de tenores distinguidísimos como Alfredo Kraus y Luciano Pavorotti. ¿Y cómo no? Preciosas instantáneas de Joan Sutherland, Cecilia Bartoli y tantísimos otros cantantes únicos.

Hay una visita guiada que puedes hacer para conocer más de la historia del teatro y de la ópera. Y, al salir, no dejes de pasar por la pequeña tienda, donde encontrarás recuerdos y piezas únicas de la música que seguramente te gustará conservar para siempre, junto al mini catálogo del teatro.

EL CASTILLO SFORZESCO

Visitar el Castillo Sforzesco es sumamente recomendable, sobretodo si eres un aficionado a los recovecos y los rincones misteriosos. En el jardin te encontrarás con un increíble laberinto. En el Castillo Sforzesco sentirás como si viajaras a otra dimensión ¡te lo aseguramos!

No te pierdas tampoco los inmensos jardines que rodean este lugar, porque no los encontrarás tan verdes ni inmensos en ningún otro sitio.

GALERÍA VITTORIO EMANUELE II

Seguramente es uno de los lugares más famosos de Milán; así que cuando visites esta centenaria ciudad, te recomendamos que no te la pierdas. Encontrarás una arquitecturaque te deslumbrará y podrás observar verdaderas obras de arte, únicas en el mundo. Además podrás tomarte en un respiro en alguno de los históricos cafés que se encuentran a su vera.

Aquí encontrarás más información sobre la conocida Galería Vittorio Emanuele II.

LOS CANALES DE MILÁN, NAVIGLI

Esta es una de las zonas más mágicas de toda la ciudad. ¡Imperdible! Antiguamente este barrio era la entrada y salida de la gente y las mercancías de Milán al mundo, y gozaba de una gran popularidad; de hecho, el mármol utilizado para construir el Duomo, ingresó por este lugar.

En esa época la ciudad era abrazada por extensos canales por donde la gente podía navegar, era una pequeña Venecia. Fué así hasta que vaciaron los canales que pasaban por el centro de la ciudad quedando sólo este barrio, lleno de nostalgia e historia. El mismo se compone de dos canales principales: “el Naviglio Grande” y “el Naviglio Pavese“, que se conectan con el Río Ticino.

Es un lugar ideal para pasear en bicicleta. Te recomendamos que vayas con tiempo para tomar fotografías y empaparte del aire húmedo que invade el barrio.

Cabe mencionar también que esta es una de las zonas con mayor vida nocturna de toda la ciudad, por lo que no debes quedarte solo con lo que veas durante el día.

PINACOTECA DI BRERA

Ubicada en el Palazzo Brera, la Pinacoteca es una galería de arte que contiene una gran colección de arte italiano y uno de los museos más visitados de Milán. En el pasado, el palacio sirvió como convento y como biblioteca nacional, pero se convirtió en museo durante el siglo XIX. Dentro de la galería, puedes encontrar obras tan famosas como El matrimonio de la Virgen de Rafael, Pieta de Bellini, La última cena de Rubens y La adoración de los magos de Correggio. Ubicada cerca del Castillo Sforzesco y de la Piazza del Duomo, te será fácil de encontrar.

MUSEO NACIONAL DE CIENCIA Y TECNOLOGÍA LEONARDO DA VINCI

Leonardo da Vinci era mucho más que un artista, era un genio adelantado a su tiempo: un verdadero visionario, inventor y erudito. Aquí encontrarás muchas de sus obras que te permitirán entender más sobre Leonardo. También encontrarás reconstrucciones de sus máquinas voladoras y una gran cantidad de dibujos, planos y bocetos. Además de las obras de Leonardo da Vinci, también hay una gran colección de inventos y piezas de tecnología innovadora que cambiaron el mundo. Si te gusta la ciencia y la tecnología, definitivamente, no deberías dejar de visitar este museo milanés.

BASÍLICA DE SAN AMBROSIO

Este es uno de los edificios más antiguos de Milán y data del 379 DC. Con un diseño románico simple, el estilo de esta iglesia no ha cambiado mucho desde su creación (por San Ambrosio) y la ciudad de Milán se construyó a su alrededor, ya que sirvió como punto focal para la población local. Dos grandes torres enmarcan la fachada frontal y un patio central se enmarca a través de una serie de arcos ornamentados. Debido a su antigüedad, el interior de la iglesia presenta interesantes mosaicos y obras de arte que incluyen el techo del Oratorio y la deliciosa representación de Cristo en una de las cúpulas. Una visita a esta iglesia proporcionará una excelente visión de la historia de Milán y su importancia religiosa.

ESTADIO DE SAN SIRO

El estadio de San Siro es uno de los más antiguos de Italia y data de 1926. Con una capacidad de poco más de 80,000, es uno de los estadios más grandes de Europa y el lugar donde se celebró Copa Mundial de la FIFA en el año 1990. Tanto el AC Milan como el Inter de Milán juegan en este estadio impresionante y la atmósfera en sus partidos es simplemente increíble. Si te gusta el fútbol,y tu viaje coincide con un partido, deberías asistir a uno de los match. Aquí también podrás visitar un museo para conocer más sobre la historia de estos dos míticos clubes italianos.

LA PLAZA MERCANTI

Durante la Edad Media esta era la plaza principal de la ciudad de Milán y un verdadero centro de actividad comercial. Ubicada entre la Plaza del Duomo y la Plaza Cordusio, a poca distancia de los principales lugares de interés de Milán, deberías destinar unos minutos en verla. Varios edificios importantes se encuentran en la Plaza Mercanti, incluyendo la Pallazzo della Ragione, la Pallazzo delle Scuole Palatine y la Loggia degli Osii. También podrás ver algunas estatuas y monumentos de origen romano.

EL BARRIO DE BRERA

Este encantador distrito se encuentra al norte del Duomo, entre Borgonuovo y Broletto. Aquí la atmósfera es distinta, y tiene un aire bohemio, un barrio lleno de academias de arte, galerías, restaurantes y bares de moda. Es un lugar perfecto para disfrutar de una buena comida, un aperitivo milanés, salir a tomar una copa, o simplemente caminar por las calles empedradas y admirar la arquitectura.

LOS PARQUES DE MILÁN

Los lugares verdes son uno de los puntos fuertes de esta ciudad, no solamente en las afueras, sino también en el mismo centro.

Entre los parques más destacables se encuentran el Sempione y el Norte. Uno ubicado en pleno casco histórico y el otro al norte de la ciudad, en la localidad de Brezzo, a pocos minutos del centro. En este último se reúnen cada domingo centenares de personas para disfrutar del aire libre, las escapadas en bici y disfrutar de los eventos que se realizan en el anfiteatro. ¡Un verdadero espectáculo para los aficionados a la vida natural!

TORRE BRANCA

Ubicada dentro del Parque Sempione, la Torre Branca es una gran torre de observación con una altura de 108 metros. Construida en 1933 y diseñada por Gio Ponti antiguamente recibia el nombre de Torre Littoria. Actualmente se puede subir a la cima en ascensor, y desde allí, disfrutar de unas vistas incomparables de toda la ciudad de Milán. En días despejados es posible ver los Alpes y los Apeninos.

AQUARIUM DE MILÁN

Se trata de un pequeño acuario, para algunos más interesante por su arquitectura Art Nouveau. Tiene un pasillo con vistas de 180 grados de la vida acuática. Puede ser interesante si viajas con niños. ¡Lo mejor de todo! Es gratis el primer y tercer martes de cada mes y cada primer domingo del mes con motivo de “Domenica al museo“.

MUSEO DEL NOVECENTO

Esta es una galería de arte situada justo al lado del Duomo dedicada al arte del siglo XX. Presenta no solo artistas italianos como por ejemplo Amedeo Modigliani, Carlo Carrà y Umberto Boccioni, sino también artistas internacionales de la talla de Pablo Picasso, Henri Matisse y Paul Klee. Además, desde este museo, tendrás bonitas vistas del Duomo. La entrada solo cuesta 5€, y por el precio, la verdad es que está bastante bien. Dos horas antes del cierre y los martes a partir de las 2, la entrada es gratuita.

SAN BERNARDINO ALLE OSSA

Por alguna razón, esta iglesia no aparece en la mayoría de guías de turismo sobre Milán. Situada a poco más de 5 minutos a pie del Duomo, aquí encontrarás algo que quizás quieras o NO visitar. Para entenderlo mejor, debes saber que antiguamente era el hogar de un cementerio que se quedó sin espacio. Entonces, los restos (los huesos) se almacenaron en una habitación específicamente construida para este propósito. Y cuando decimos “almacenado”, nos referimos a un apilamiento muy ordenado de los huesos y cráneos, con algunos de ellos ensamblados de formas específicas para que sirvan como decoración.

Esta iglesia tiene un buen parecido al osario de Kutná Hora en Praga. Si quieres visitar este increíble y extraño lugar debes saber que la iglesia está cerrada entre las 12h y las 13:30h de lunes a viernes, los fines de semana cierra a las 12:30h. Por lo que te recomendamos consultar el horario.

CEMENTERIO MONUMENTAL

Puedes visitar este lugar sagrado durante tu visita al Parque Sempione, ya que se encuentra muy próximo. Este cementerio, además de las típicas lápidas, alberga una gran cantidad de estatuas increíbles y otros monumentos. Es el terreno de descanso de la élite milanesa, y podrás encontrar esculturas bastante curiosas (¡hay más de una pirámide en este cementerio!). La entrada es gratuita, pero te recomendamos pasar por la oficina de turismo de la entrada dónde podrás conseguir un mapa con toda la información. El cementerio está abierto todos los días de 8h a 18h, excepto los lunes, que está cerrado.

QUADRILATERO DE ORO (QUAD D’ORO)

En el quadrilatero de la moda, también conocido como Quad d’Oro, se encuentran las tiendas de ropa más sofisticadas y caras de todo Milán y, posiblemente, del mundo; las cuales son visitadas cada año por numerosas estrellas que van a buscar exquisitos vestidos y accesorios. Las tiendas con sede en este dorado espacio son Dolce & Gabbana, Dior, Cavalli, Armani, Valentino, Gucci …, en locales de un lujo excesivo y rodeados de cafés y peluquerías del mismo nivel. También te recomendamos darte una vuelta por la Vía Montenapoleone donde encontrarás fantásticas tiendas de Versace, Dolce & Gabbana, Rolex, … por nombrar los mejores y más prestigiosos representantes de la moda italiana por si te gusta el shoping.

BARRIO DE ISOLA

Anteriormente aislado de Milán, este vecindario ha logrado retener su carácter después de la construcción de Porta Nuova, que ha juntado esta zona con el centro de Milán. Puede ser un lugar interesante dónde perderse si te gusta hacer turismo alternativo, o ya has visitado Milán anteriormente. Aquí encontrarás murales, graffiti y arte callejero.

CHINATOWN DE MILÁN

El barrio chino de Milán es muy desconocido y la mayoría de turistas no saben ni que existe. Es un barrio muy pequeño, por lo que no te esperes un Chinatown tipo NY o Londres. Sin embargo, encontrarás muchas tiendas que venden joyas a precios inmejorables. Además podrás hacerte con comida china en los varios supermercados, restaurantes y puestos de comida callejera oriental. Es un lugar imprescindible si viajas con la intención de visitar algo más que los típicos puntos de interés de Milán.

ESTACIÓN CENTRAL DE MILÁN

Esta terminal ferroviaria fue inaugurada en 1931 y reemplazó a la ya existente estación que había sido construida en 1864, cuando el tráfico de pasajeros comenzó a superar las capacidades de la misma. La nueva estación fue diseñada por Ulisse Stacchini, tomando el modelo de la de Union Station en Washington. Tiene una altura de 72 metros acabada en una cúpula de acero macizo imponente.

Las estaciones son lugares donde se puede apreciar el alma de la ciudad, así que si te acercas a esta terminal podrás beber la esencia del alma de Milán y llevarte un grato recuerdo de la Estación Central de Milán.

ARCO DE LA PAZ

El “Arco del Triunfo de Milán” data de principios del siglo XIX y representa uno de los momentos clave de la historia de esta ciudad. Celebrador y simbólico, Arco della Pace es un hito que conmemora la suntuosa y lujosa presencia de Napoleón. ¿Sabías que Milán había estado bajo el dominio francés durante algunos años? ¡En efecto! Desde 1796 hasta 1815 fue invadido por el legendario Bonaparte y su gran ejército. Este breve pero intenso período de ocupación había traído a la ciudad una serie de logros arquitectónicos, y Arco della Pace, fundado en 1807, es quizás el más representativo de ellos. Lo encontrarás al final del Parque Sempione.

IGLESIA DE SAN MAURIZIO

El lugar está dividido en dos: la iglesia misma y el monasterio, que solía estar estrictamente reservado a las monjas y se llama el Salón de las Monjas. La entrada es por la Iglesia, que tiene ocho capillas, distribuidas en ambos lados, cubiertas por murales perfectamente conservados. El Salón de las Monjas es la verdadera joya donde se encuentran los frescos del siglo XVI. También podrás ver un precioso órgano de 1554 que aún funciona. Si viajas a Milan en primavera, no te pierdas las magnolias en flor en el cercano jardín del claustro, que es la entrada del Museo Arqueológico.

PALACIO REAL DE MILÁN

El Palacio Real de Milán no solo ofrece una interesante historia y arquitectura: también sirve como museo de arte con colecciones famosas. El Museo del Palacio comparte la historia del palacio de forma segmentada, básicamente dedicado a la era neoclásica, la era napoleónica, la restauración y la unificación de Italia. Una parte del palacio aún se está restaurando. Esta sección incluye las habitaciones de la realeza del siglo XIX que habitaban el edificio.

¡Enhorabuena, ya conocéis la ciudad!

LOS ALREDEDORES DE MILÁN

La capital de la moda, en el norte de Italia, es una gran ciudad con atractivos suficientes para visitarla durante 2 o 3 días. La red ferrovial conecta con rapidez Milán con todas las ciudades importantes de Italia, como Genova, Venezia, Roma, Bolonia, Napoli, etc. Pero para los que les gusta más el campo y la montaña, la aglomeración urbana puede resultar un poco agobiante. Por eso os presentamos las siguientes ideas, a más o menos una hora de Milán, para disfrutar en una escapada de la región de Lombardía, que, por ahora, es una de las favoritas. Sobre estos destinos, vamos a hablar mas en detalle, en nuestros próximos artículos.

Monza, 20km, 11 min en tren.

La ciudad de la Fórmula 1 es más que un circuito de carreras. Viajar hasta Milán y perderse la Villa Real de Monza o el casco histórico de esta pequeña ciudad es una pena, pues en ella encontraremos las señas de identidad de Lombardía, con un ambiente más relajado que en la capital lombarda.

Bérgamo, 52km, 1 hora en tren.

La entrada de muchos viajeros al norte de Italia, gracias al «aeropuerto Ryanair«, Bérgamo es una ciudad que muy pocos incluyen en su itinerario, arrepintiéndose en el preciso momento en que empiezan a ver la ciudad alta a través de la ventanilla del avión al aterrizar en Orio al Serio. Bérgamo es una de las ciudades más bonitas y agradables de visitar de Italia, y, además, está ceca de Milán.

Brescia, 91km, 46 min en tren.

Brescia es otra ciudad apenas conocida por el gran público, pero por si misma bien justifica un viaje de un fin de semana a Lombardía. El castillo, los restos romanos, la impresionante capilla romana y el gran museo de Santa Giulia, declarado Patrimonio de la Humanidad, son excusas más que suficientes para acercarnos hasta Brescia en un viaje a Milán. O directamente empezar nuestro viaje por los grandes lagos italianos (Maggiore, Como, Iseo y Garda) en esta coqueta ciudad.

Lago de Como, 55km, 1:12h en tren.

Refugio vacacional de grandes personalidades de la historia, desde Leonardo da Vinci hasta Napoleón, sin olvidarnos del veraneante más atractivo de la actualidad, George Clooney, el lago de Como es el lugar ideal para disfrutar de grandes paisajes así como de pintorescas villas italianas, como Bellagio o el propio pueblo de Como. La mejor manera de recorrer el lago es en ferry, haciendo un recorrido por sus villas más ilustres, y disfrutando en el camino de este lugar al que el tiempo trata muy bien.

Lago de Iseo, 90km, 1:30h en tren.

Desde Milán tenemos la suerte de poder llegar de manera muy sencilla hasta los cuatro grandes lagos del norte de Italia. Menos conocido que el lago de Como, el lago de Iseo diría que es incluso más espectacular en sus paisajes, recordando a los fiordos noruegos, y mucho más accesible económicamente, siendo una opción genial para pasar unos cuantos días disfrutando de sus aguas. Destino ideal para los que les gusten los deportes náuticos y para los que quieren conocer una Italia muy tradicional en la peculiar isla de Monte Isolina, la isla en un lago más grande de Europa, el lago de Iseo es uno de los grandes desconocidos de Lombardía.

Paseo en bici a la rivera del río Adda, 55km, 40 min en tren hasta Lecco.

Viajar a otros países también es disfrutar haciendo cosas más normales, como un simple paseo en bicicleta a la rivera de un río, en este caso el Adda, que tiene un genial sendero apto para todos los cicloturistas o caminantes entre Lecco (en el lago de Como) y Vaprio d´Adda. La bicicleta es una buena forma de conocer más de cerca la vida cotidiana italiana lejos de los lugares más turísticos, y de llegar hasta lugares tan de peculiares como el hotel rural Casterbarco o el Santuario de la divina Maternidad, por citar algunos.

Degustar un buen vino en Montevecchia y Parque Curone, 36km, 54 min en coche.

Italia es sinónimo de buena comida, y también de buen vino. El Parco Regionale di Montevecchia e della Valle del Curone es una de las zonas de viñedos más cercanas a Milán, donde podemos disfrutar de la cultura enológica italiana rodeados de unos viñedos cultivados siguiendo los principios de la agricultura herórica (cultivar los viñedos en grandes pendientes, por lo que no se puede usar maquinaria). En esta zona es fácil encontrar buenos hoteles rurales y restaurantes donde descubrir los auténticos sabores de la cocina de «la mamma» italiana.

A continuación te dejamos también unos enlaces a otros lugares cercanos imprescindibles que puedes visitar en el norte de Italia:

Continuará.

Esperamos que la información te sea útil y te agradecemos todas las sugerencias, comentarios o dudas que querrás hacernos. Aquí te dejamos también unos pequeños consejos que te puedan servir a la ora de emprender tu futuro viaje:

Continuará.

0 Comments

Reply your comment

Your email address will not be published. Required fields are marked*

Translate »