blog, Ciudades, Consejos, Guias, otros, viajes

¿Qué ver en Bolonia en tres días?

que-ver-en-bolonia-en-tres-dias

Entre muchos otros lugares maravillosos de Italia este artículo les vamos a contar sobre ¿Qué ver en Bolonia en tres días?

Bolonia es una ciudad muy bien comunicada, ya sea por aire o por tierra. Recibe vuelos nacionales e internacionales, de los cuales cabe destacar los vuelos  de bajo coste de operadoras como Ryanair o Easyjet, que convierten Bolonia en una ciudad realmente accesible. La ciudad de Bolonia tiene importancia internacional, pero es bastante pequeña y puede ser visitada en tres días en sus lugares principales. Bologna (Bolonia) situada en el centro –norte de Italia es la ciudad capital de la región Emilia – Romaña.
A menudo, esta ciudad se conoce como “la Dotta, la Rossa e la Grassa” (es decir, la Docta, la Roja y la Grasa): 

La Docta porque aquí se encuentra una de las más antiguas y conocidas  universidades de Italia, que con sus varias facultades acoge cada año miles de estudiantes italianos y extranjeros.

La Roja por el color principal de los techos de la ciudad, que conservan el antiguo color rojo (típico de la Edad Medieval) y la Grasa por la maravillosa comida típica de la ciudad y de la región, que es conocida en todo el mundo. Dicen que esta zona de Italia es donde mejor se come y ¡dimos buena cuenta de ello! De aquí procede la famosa pasta a la boloñesa, los tortellini, el jamón de Parma, el queso parmesano y el aceite balsámico de Módena, los automóviles Ferrari, Lamborghini, Maserati o la motocicleta Ducati entre otras cosas. En otras palabras, la ciudad de Bolonia es un perfecto ejemplo de convivencia entre el pasado y sus tradiciones (como las arquitectónicas y gastronomía italiana), y la modernidad (como exposiciones y eventos culturales de prestigio).

Cómo llegar a Bolonia

Bolonia tiene su aeropuerto, el G.Marconi, ubicado a unos 6 kilómetros del centro, con el cual está conectado gracias a varios autobuses.

Cómo llegar desde el aeropuerto de Bolonia al centro

El aeropuerto internacional Guglielmo Marconi de Bolonia (BLQ) es uno de los aeropuerto más importantes de la Emilia-Romaña, desde este aeropuerto pueden visitar las ciudades de Bolonia, Ravenna, Modena, Forlí, Parma, Ferrara, incluso las ciudades de Venecia y Padoa.

El aeropuerto de Bolonia dista tan sólo 10km del centro de la ciudad, por que lo es muy fácil llegar desde y hasta el centro. Para mayor información sobre todo lo que ofrece el aerpuerto pueden visitar la página oficial del aeropuerto: Aeropuerto de Bolonia.

Llegar a Bolonia en Aerobus

Bolonia en tres días, Ruta Aerobus Aeropuerto Bolonia – Centro

Esta es la opción más simple y económica, justo al salir del aeropuerto encuentran el Aerobus, que con sólo 6€ los lleva hasta el centro de la ciudad de Bolonia. Pasa directamente por la estación de trenes. Si llevan mucho equipaje está dotado de espacios dedicados, no son muchos pero siempre hay lugar. Atención que en temporada alta hay muchísimas personas y pueden esperar un poco de tiempo haste de subir.

El autobus pasa cada 11 minutos, el servicio inicia a las 5:30 y termina a las 00:15 (en el aeropuerto). La página oficial: Aerobus aeropuerto Bolonia. Pueden comprar los billetes directamente en el autobús, en las máquinas automáticas que se encuentran en el aeropuerto, en la estación central de trenes, o directamente online.

Llegar a Bolonia en autobús normal.

Si desean ahorrar al máximo pueden tomar el autobús “normal” de la linea 54, con un costo de tan sólo 1,30€. Esta linea pasa cada hora, por lo que necesitan muchar cordinación o esperar. Bajándo en la parada “Birra” pueden tomar un autobús de la linea 81 o 91. Pueden calcular el camino en la página: Calcular el recorrido y ver los horarios – Autobúses en Bolonia. Es bastante simple y pueden colocar la fecha para no perderlo. Pueden usar dicha página para calcular otros recorridos y moverse por la ciudad.

Linea 54 - Aeropuerto Bolonia Linea 54 – Aeropuerto Bolonia

Llegar a Bolonia en taxi

Una buena opción si sois más de dos personas, el precio está regulado (casi), puede tener ligeras variaciones, por lo que les recomiendo que pregunten antes de subirse.

Aeropuerto – Estación central de trenes:
Los días laborales: € 15,00 + € 0,50 por cada maleta;
Los días festivos y los domingos: € 18,00 + € 0,50 por cada maleta;

Llegar a Bolonia alquilando un automóvil.

Una opción más costosa, pero al mismo tiempo más cómoda, alquilar un auto en las principales compañías como rentalcars, avis, budget, sicily by car, entre otras.

Cómo desplazarse en coche o tren por los alrededores de Bolonia

Hay mucha gente que se decanta por el coche, … te da mucha libertad para moverte por el país sin depender de horarios etc.  En esta ocasión, nosotros nos decantamos por el tren. Todas las ciudades están perfectamente conectadas en tren, con mucha frecuencia horaria y buen precio. Además, Bolonia no es una ciudad fácil para andar con el coche, se recorre muy bien andando y cualquier alojamiento en el centro estará a 15 min máximo de la estación de trenes. Cualquier calle es bonita, así que el paseo es muy agradable.

¿Qué ver en Bolonia en tres días?

Qué ver y hacer en Bologna (Bolonia) en tres días:

Vamos a ver en detalle las principales lugares de interés que se pueden visitar en Bolonia:

1. Piazza Maggiore de Bologna (Plaza Mayor de Bolonia)

La Plaza Mayor de Bolonia es la plaza central de la ciudad, que sus habitantes llaman también “Piazza Grande”; hoy en día conserva el aspecto que tenía en el siglo XV. Es el verdadero corazón de Bolonia, en el cual se asoman sus edificios más importantes de carácter religioso y político, como la Basílica de San Petronio, el Palacio Comunal (Palazzo d’Accursio o Comunale), el Palacio del Podestá y el Palacio del Rey Enzo (Palazzo Re Enzo). En la Plaza Mayor se encuentran varias tiendas y muchos cafés, algunos prestigiosos, con sillas al exterior, donde la gente ama sentarse. Aunque la gran protagonista de la plaza es la fuente de Neptuno, que esconde una curiosidad bastante divertida: Giambologna (Juan de Bolonia), el escultor de la estatua de Neptuno, tenía la idea de ponerle unos genitales de un tamaño considerable, pero se chocó con el rotundo NO de la iglesia. Cabreado se tomo la venganza perfecta. Si te fijas en el suelo verás una piedra más negra que las demás, desde allí hay un curioso juego de perspectivas gracias al cual, el enooorme dedo de Neptuno parece su … os invitamos a que descubrís vosotros mismos,

¿Qué ver en Bolonia en tres días?

Desde Plaza Mayor de Bolonia salen todas las principales calles de la ciudad, ideales para dar un paseo o hacer shopping. La Plaza Mayor se conoce también por la interesante Fuente de Neptuno, del artista Giambologna. Sabíais que el logotipo de Maserati es nada más y nada menos que el tridente de Neptuno?

2. Basílica de San Petronio

La Basílica de San Petronio es la iglesia más antigua y grande de Bolonia, además de ser una de las iglesias más grandes del mundo. Se encuentra en la Plaza Mayor, y durante largo tiempo fue utilizada para varias finalidades, como lugar de eventos, tribunal, lugar público de encuentro para los ciudadanos. En su interior se conservan preciosas obras de artistas famosos como el Parmigianino, Giulio Romano y Masaccio.

¿Qué ver en Bolonia en tres días?

La Basílica de San Petronio es la quinta iglesia más grande del mundo, impresiona, especialmente, su cúpula de unos 45 metros. Aunque su fachada está inacabada. ¿Y eso? La Basílica se comenzó a construir en el año 1390, pero su proyecto inicial fue frenado por el mismo Papa. Con el paso del tiempo (hablamos de siglos) en varias ocasiones se adelantaron los trabajos pero la fachada nunca se terminó! Entrar es gratis, pero subir a la terraza panorámica cuesta 3€.No se puede gravar, tampoco fotografiar, pero pudimos sacar unas cuantas fotos pirata …

La Basílica de San Petronio suele estar abierta desde las 8.00 hasta las 12.30, y desde las 15.00 hasta las 18.00. No se puede entrar con mochilas, y no hay un servicio de depósito cerca. Pueden visitar la página oficial para mayor información: www.basilicadisanpetronio.org.

¿Qué ver en Bolonia en tres días?

3. Palacio Comunal de Bolonia (Alcaldía)

El Palacio Comunal (Palacio de Accursio)  de Bolonia fue construido durante la edad comunal (la edad comunal fue un periodo de la Edad Media marcada por el gobierno local de los municipios) y hoy en día a su interior está situado el Museo Morandi, con las obras que el grande artista donó a Bologna. El palacio es un conjunto de varios edificios, construidos en épocas distintas; es como una pequeña ciudad, una fortaleza con pocas entradas, gruesas murallas y torres en los lados.

¿Qué ver en Bolonia en tres días?

4. Palacio del Podestà (del alcalde)

El Palacio del Podestà es otro palacio de la edad comunal, y se caracteriza por una elevada torre (Torre del Arengo) y por el “Voltone del Podestà”, un amplio pórtico decorado con las estatuas de los santos protectores de la ciudad: San Petronio, San Procolo, San Domenico y San Francisco. Se encuentra en la Plaza Mayor, justo frente a la Basílica de San Petronio.

¿Qué ver en Bolonia en tres días?

5. Las Torres de los Asinelli y Garisenda

Las Torres de los Asinelli y Garisenda son unos  de los símbolos más conocidos de Bolonia (Bologna), que producen un skyline característico y unico; a menudo se les llama “Torre gemelas de Bolonia” si bien no sean iguales, sino sólo parecidas en la construcción en mampostería, y por encontrarse una cerca de la otra.

En los siglos pasados, sobre todo hasta el siglo XIII, la ciudad de Bolonia estaba enriquecida de muchas torres, que tenían una función militar de defensa y señalación, y también eran un símbolo de riqueza, poder y prestigio social para las familias más ricas.

La torre Asinelli y la Garisenda deben su nombre a las familias que las hicieron construir. Están ubicadas al cruce de las calles que antes llevaban a las cinco puertas de las murallas de Bolonia, en el punto de entrada a la ciudad desde la Via Emilia. Ahora se ven bastante aisladas, en el espacio de la Plaza de Puerta Ravegnana, mientras que antes se encontraban conectadas a otras estructuras alrededor, a través de pasajes suspendidos de conexión.

Las Torres Asinelli y Girasenda fueron nombradas también en la literatura italiana varias veces. Por ejemplo, la Garisenda  en el canto XXXI de la Divina Comedia de Dante y también en sus Rimas; las dos torres en “Le Odi Barbare” del poeta Carducci y también en los escritos de J.W. Goethe.

5.1 – Las “Torres Gemelas” (Asinelli y Garisenda) – Como subir, horarios y precios:

En los siglos pasados, sobre todo hasta el siglo XIII, la ciudad de Bolonia estaba enriquecida de muchas torres, que tenían una función militar de defensa y señalación, y también eran un símbolo de riqueza, poder y prestigio social para las familias más ricas.

Con el tiempo muchas torres de Bolonia fueron cortadas o derribadas, sobre todo por el peligro de derrumbamiento, y se utilizaron también para otras finalidades: prisiones, tiendas, torres cívicas, casas. Las últimas demoliciones se hicieron en el siglo XX, siguiendo un programa de renovación de la ciudad. De esta manera, de las cientos de torres de la antiguedad, actualmente en Bolonia sólo quedan unas veinte, como la Torre Azzoguidi conocida como Altabellala Torre Prendiparte llamada Coronatalas Torres Scappi, Uguzzoni y Galluzzi. De todas estas, la Torre Asinelli y la Torre Garisenda son las dos más famosas; a las torres viejas de Bolonia, se añadieron las “torres” de la zona ferial, en la zona de San Donato, proyectada por el arquitecto japonés Kenzo Tange (esas torres recuerdan las viejas construcciones con estilo moderno).

5.2 – La Torre Asinelli – Historia

La Torre Asinelli, en italiano Torre degli Asinelli, fue construida desde el 1109 por la familia homónima; es la torre con pendencia, más elevada de Italia. Tiene una altura de 97,20 m, y una pendencia de 2,23 m. Antes su basamento estaba rodeado por una pequeña “roca”, para hospedar a los soldados de guardia; hoy en día bajo el pórtico se encuentran unas bodegas de artesanía, que recuerdan la antigua función comercial de la zona, el llamado “Mercado del medio”.

La construcción sufrió graves daños en el pasado, debido principalmente a incendios (ya sobrevivió a dos grandes incendios en 1185 y en 1398). La estructura de la Torre Asinelli tiene una escalera al interior de 498 escalones, gracias a la cual se puede subir hasta la cumbre de la torre.

De aquí realmente se puede ver la ciudad de Bolonia a nuestros pies. Al norte, se ve la catedral de San Pedro, al oeste la Basilica de San Petronio (Santo Patrón de la ciudad de Bolonia), al sur-oeste las colinas alrededor de Bolonia. En los días totalmente límpidos la visión puede llegar hasta el mar y las PreAlpes de la región Veneto.

5.3 – Subir a la Torre Asinelli – Precios:

La Torre Asinelli es la única torre que se puede visitar de las Torres Gemelas de Bolonia. El ticket de entrada cuesta 5€ (entero) y 3€ reducido. Se puede subir a través de las escaleras (cuidado que la subida es bastante rípida y larga) para gozar de la maravillosa visión panorámica de la ciudad.

5.4 – Subir a la Torre Asinelli – Horarios:

Horario durante el verano
9.00-18.00

Horario durante el invierno
9.00-17.00

5.5 – Donde comprar los billetes:

Pueden comprar la entrada para subir a la Torre Asinelli online en la página oficial , los turnos son de 45 minutos. En la web pueden elegir el día y el horario. Recuerden que si se presentan más tarde el turno dura solo 45 minutos, y no pueden recuperar el tiempo. Si lo desean también pueden comprar el billete de entrada en la oficina de información turística “Bologna Welcome” de Piazza Maggiore.

5.6 – La Torre Garisenda – Historia

Esta torre fue construida en el mismo período de la Torre degli Asinelli. Se diferencia de ésta por su  menor altura (48,16 m) y la fuerte pendencia (3,22 m) debidos a un precoz y mayor hundimiento de la tierra.

6. La Basílica de San Esteban

La Basílica de San Esteban es un conjunto de edificios sagrados que forman el conocido complejo de las “Siete Iglesias”, conectadas entre ellas a través de jardines, pasajes y pórticos. Los edificios más importantes de este complejo son la Iglesia del crucifijo, la Basílica del Sepolcro, la Iglesia de San Vitale y Sant’Agricola, el Cortile de Pilato, la Iglesia del Martyrium, el Claustro Medieval y el Museo de San Esteban ( la mayor parte de las construcciones se remonta al periodo Románico).

Los horarios para visitar el complejo: todos los días de las 9.00 a las 12.00 y de las 15.30 a las 18.30.

7. La Pinacoteca Nacional de Bolonia.

La Pinacoteca Nacional de Bolonia es una de las más importantes colecciones museales de Italia. En particular, las obras aquí conservadas recorren el arte de la región Emilia entre los siglos XIII y XIX, con artistas muy famosos como Raffaello, los Carracci y Guido Reni. En total se divide en treinta salones de exposición, junto a otros espacios dedicados a las exposiciones temporáneas.
Además de su función de museo, la Pinacoteca Nacional de Bolonia se ocupa de la conservación y el estudio de todo el patrimonio artístico de la ciudad y de la región.
La Pinacoteca Nacional abre al público de martes a domingo, y en los días de fiesta, de las 9.00 hasta las 19.00; la entrada cuesta 4 euro. Se puede llegar aquí con los autobuses número 36 y 37 del transporte público urbano.

8. Los pórticos de Bolonia

Los pórticos de Bologna son seguramente uno de los elementos arquitectónicos más característicos y más conocidos. Se extienden a lo largo de la ciudad, principalmente en el centro, por uno 40 kilómetros!. Podemos decir que son el núcleo de la ciudad; se construyeron para disfrutar a lo máximo todos los espacios en cualquier condición (llegaban a ser refugio tanto contra la lluvia como contra el sol). Son la parte más romántica de Bolonia, y sin duda su característica más particular.

Por cierto, en Bolonia es donde se encuentra el pórtico más largo del mundo. Es el que sale desde la Porta Saragozza y que llega hasta el Santuario de la Virgen de San Luca. Mide unos 4 km a lo largo de los cuales se pueden ver 15 pequeñas capillas y ¡curiosidad! 666 arcos. Sí, 666, como el número del demonio. ¿El motivo? Algunos dicen que es por la forma zigzagueante del soportal (la serpiente es símbolo del diablo).

9. Las murallas

La ciudad de Bolonia fue circumdada por murallas desde el III siglo; fueron edificados 3 cinturones de murallas que se podían ver hasta el siglo XX, cuando se derrumbaron para construir las actuales grandes carreteras de circunvalación. Hoy en día se pueden ver unas partes de las murallas en el centro histórico, que por eso los habitantes a menudo llaman “Bologna dentro de las murallas”.

Horario durante el verano
9.00-18.00

Horario durante el invierno
9.00-17.00

10.- La Biblioteca Salaborsa

Si te gustan las bibliotecas te recomendamos visitar la Biblioteca Salaborsa, que se encuentra en el Palacio d’Accursio.

11. Museo d’arte moderna di Bologna

Aunque si prefieres las obras de arte a los libros, te merecerá la pena acercarte al MAMbo, un museo de arte moderno y contemporáneo muy interesante. La entrada cuesta 5€.

12.- Canale delle Moline

Pocos turistas llegan a ellos, pero que sepas que en Bolonia ¡hay canales!  Es obvio que no está a la altura de Venecia, pero tiene bastante encanto. Para disfrutarlos lo mejor es acercarse a Via Piella, donde se puede apreciar el precioso Canale delle Moline.

13. San Michele in Bosco

Un lugar ideal para ver el atardecer es el complejo de San Michele in Bosco, gracias a su privilegiada situación en una colina. Allí hay una Iglesia y un antiguo monasterio. Si no tienes coche puedes subir cómodamente en el bus numero 30. Gratis.

14. El antiguo gueto judío

En Bolonia también se puede ver el antiguo gueto judío, que se encuentra en pleno centro. Está formado por callejuelas laberínticas, rincones llenos de encanto y algún que otro punto curioso (hay una calle que se llama “calle del infierno”).

15. El Mercato delle Erbe

Visita el Mercato delle Erbe (mercado de las hierbas) si quieres comprar fruta, verdura, quesos o picar algo entre horas en sus puestos de comida callejera.

16. Biblioteca Comunale dell’Archiginnasio.

Después de pasear bajo sus infinitos pórticos y de subirnos a la Torre Asinelli para obtener las mejores vistas de la ciudad, es imprecindible hacer una visita al Archiginnasio de Bolonia, uno de los palacios más importantes de la ciudad, sede de la antigua Universidad y donde se ubica la Biblioteca Comunal del Archiginnasio.

Situado en un céntrico enclave, junto a la basílica y la Plaza Mayor de Bolonia, este palacio merece una visita, seguro que en cuanto os asomais a su luminoso patio interior, majestuoso forrado de escudos de los estudiantes que por allí pasaron, os apetecerá seguir explorándolo

Hace unos años, la visita era gratuita, pero ahora para ver dos de sus salas más impresionantes es necesario pagar una entrada. Pero para curiosear en su patio, en sus escaleras, en su biblioteca, no es necesario gastarse dinero.

Aunque, todo hay que decirlo, por solo tres euros merece la pena contemplar un trocito más de historia de la ciudad, en este palacio mandado construir por el Cardenal Carlo Borromeo y el vicelegato Pier Donato Cesi bajo el pontificado del papa Pío IV en el siglo XVI, sede del Studium boloñés desde 1563 a 1803 y que atesora una rica variedad de obras de arte.

17. Cattedrale di San Pietro.

La iglesia de San Pedro, es la antigua catedral de Bolonia, levantada alrededor del siglo XI en la preciosa Vía de la Independencia. Es sorprendente descubrir el interior barroco decorado con espectaculares frescos. Es un gran catedral muy bonita por fuera y con ciertos detalles que ver por dentro, pero aquí encontrareis otro de los secretos de Bolonia, que tiene que ver con la luz del sol. Recomendable ir cuando esté el sol encima de la iglesia. es gratuita pero no suelen dejar hacer fotos.

18. Bolonia y sus alrededores.

Si teneis varios días de tiempo, podeis hacer base en Bolonia y visitar ciudades cercanas como Ferarra, Ravena, Verona, Padua, Firenze, Pisa, Rimini, San Marino, Siena, San Giminiano, Parma, Modena o incluso Venecia, Roma, o Genova.

Otra buena excursión, si teneis coche, es explorar la zona de las colinas de Bolonia, salpicadas de pequeños pueblos pintorescos y panorámicas muuuuy bonitas. No os perdáis los borgos de Monteveglio, Monte San Pietro, Savigno y una visita a alguna bodega y mercados gastronómicos de la zona.

Ya veis que Bolonia esconde montones de lugares encantadores y posibilidades que seguro ni siquiera conocías. Estas son algunas de las principales cosas que ver y hacer en Bolonia, esperamos que nos contáis vuestras favoritas!

Itinerario y mapa para conocer el Centro histórico de Bolonia

Para recorrer el centro histórico de Bolonia y ver todos lo que hemos recomendado, pueden iniciar vuestro recorrido desde la estación central de trenes, tomando Via dell’independeza hasta la Plaza Mayor. Pueden tomar cualquier callejuela que rodea la Plaza Mayor, como Via dei museiVia degli oreficiVia dei pignattariVia Massimo D’Azeglio; y admirar los negocios, bares, café, que circundan la Plaza. Tomando Via Rizzoli pueden llegar hasta las Torre Gemelas. Desde allí tomando Via Zamboni, además de admirar los pórticos de la ciudad, podrán llegar hasta la Pinacoteca Nacional, pasando por la Basílica di San Giacomo Maggiore, la Academia de Bellas Artes, las facultades de Leyes y Economía de la Universidad de Bolonia. Si continua caminando por la zona podrán visitar otras facultades de la Universidad de Bolonia, y vivir un poco el ambiente universitario de la ciudad.

Pueden ver el itinerario para conocer Bolonia en tres días y el mapa de Bolonia:

18. Qué comer en Bolonia

Cada ciudad italiana ofrece a sus visitadores no sólo maravillas históricas y arquitectónicas, sino también delicias gastronómicas que tienen que formar parte de vuestra visita. Ya hemos hablado de las cosas que ver en Bolonia. A continuación les hablaré de las cosas que comer, para poder decir: Ahora sí que conozco Bolonia!

La comida típica de Bolonia se conoce en todo el mundo: uno de los platos típicos de la cocina italiana es la “Pasta alla Bolognese” es decir pasta con salsa de tomate y carne. En el mundo se conocen los “Spaghetti alla Bolognese “, pero en realidad los spaghetti no son una pasta típica de la región Emilia- Romagna, donde se prefieren tallarines preparados con huevo (que se conocen como “Tagliatelle alla Bolognese”) y las lasañas al horno (preparadas con el ragú, con besamel y queso parmesano).

Otro elemento de la cocina local son los Tortelli (ravioles preparados a mano con relleno de carne -a menudo: de mortadela) , servidos con caldo.

Veamos los Platos típicos de ciudad de Bolonia:

Mortadella

No podéis encontrar una mortadela mejor que la artesanal de Bolonia. Es la única que realmente sabe a mortadella!!!. Además son muy pintorescas colgadas en la entrada de los negocios. Su olor es característico y su color muy vivo. Hay una variante con pistacchio que también vale la pena probar.

Prosciutto

Crostini di Prosciutto, ricotta e rucola al miele.

Parmigiano reggiano

Tortellini

Tortellini in salsa alla pana con basilico e queso parmesano – Plato típico de Bolonia

Una especialidad de la región, los pueden encontrar en muchas versiones y tamaños. En Bolonia hay muchos locales que preparan el plato de pasta al momento, con pasta fresca.

Lasaña

Otro plato que vale definitivamente la pena que comer en Bolonia es la lasaña. Sea porque la pasta es fresca y en muchos locales hecha a mano, y condimento es cocido lentamente, la lasaña Bolonia es algo especial y sublime.

Tagliatelle al ragú

Tagliatelle al ragù bolognese, aunque la foto no le hace justicia, les aseguro que el sabor era insuperable!. No sé ni siquiera cómo expresarlo, pero esta pasta es mi favorita en Bolonia y en toda Italia. En otras ciudades no saben hacer el ragú como lo hacen aqui. Nosotros las hemos saboreado en el Ristorante Diana. Es un plato perfecto!

Tortellini di carne in brodo

Tortellini di parmigiano al pomodoro.

Bolliti

“El Bollito” es una gran tradicción de la región Emilia Romaña, consiste en cocinar a fuego lento carnes y verduras para hacer el consomé (o bollito). El fuego lento también es el secreto del ragú, y por supesto de los hervidos de carne y verdura. Es un delicioso plato que degustar durante el invierno.

Crescentine e tigelle

Es un pan típico de Módena, pero la pueden encontrar también en Bolonia, es excelente para un aperitivo de media tarde. Tiene una forma de “arepa”, es un pan de harina de trigo. Lo pueden rellenar en muchas maneras, jamón crudo, mortadela, queso, etc. Es una excelente opción para comer barato y degustar un plato típico de la región Emilia Romaña.

Crescentine
Tigelle

Ragu alla bolognese, receta:

Si quieren intentar cocinar el maravilloso “ragu alla bolognese”, aquí os dejamos la receta:

En un sartén, se hace derretir 150 gramos de tocino cortado en pequeños cubitos. A continuación, se añaden las verduras (50 gramos de zanahroria, 50 gramos de apio de tallo, 50 gramos de cebolla) bien picadas y se dejan reposar. Añadimos unos 300 gramos de carne de buey triturada y se cocinan, mezclandolos con una cuchara de madera hasta que chisporrotean. Se añaden medio vaso de vino blanco y 5 cucharas de salsa de tomate, aguada con caldo. Se deja hervir durante 2 horas, añadiendo sal y pimienta negra al gusto. El secreto es cocinarlo a fuego lento.

Pizza, trattoria pizzeria Belle Arti.

Torta de arroz y torta de meringa

Torta de arroz (torta di riso), lo pueden encontrar en los negocios del centro.

Esta torta de meringa es perfecta para hacer macedonia o llenarla de helado, … la fantasía es el límite.

Torta di riso
Torta di meringa

Si buscas sitios donde comer en Bolonia, bien y barato, os recomendamos dos: la Osteria dell’Orsa (donde probar tagliatelle con ragú) y Bolpetta (ideal para los amantes de las albóndigas). También tienes que probar un plato de tortellini y un bocadillo con la mortadella (típica de Bolonia).

Dulces, café y más

Como en casi toda Italia, busquen los locales con mucha gente!. En el centro hay muchos locales para comer por las mañanas dulces y café, y por las tardes aperitivos. ¿Y de postre? Nada mejor que un helado en la Heladería Galliera 49 (aunque, la verdad, encontrar un helado malo en Bolonia es bastante complicado).

Gelato Galliera
Bottega Portici due Torri

18. Qué hacer en Bolonia por la noche

La presencia de su antigua y famosa universidad lleva Bolonia a ser una ciudad juvenil y dinámica, con muchos restaurantes y lugares de diversión. Además de ser un importante centro cultural, la ciudad es también un destino gastronómico conocido.

Conta, Bologna.

Los mayores lugares se encuentran cerca de la Plaza Mayor y también en la zona de la universidad .

19. Dónde dormir en Bolonia

Si están organizando un viaje a Bolonia, les recomendamos la zona central de la ciudad. Bolonia es una ciudad muy visitada porque posee varios hospitales importantes: Hospital Universitario Sant’Orsola – Malpighi, Hospital Rizzoli, entre otras estructura médicas. También es la cuna de una de las Universidades más importantes de Italia. Y posee una zona equipada para Ferias Internacionales. Por ello los hoteles suelen estar siempre llenos, y ser una ciudad con bastante tráfico de automóviles. Lo mejor es dormir en el centro y poder recorrer la ciudad a pie. Si buscan alojamiento super económico pueden dormir en uno de los hostales universitarios de la ciudad, donde pagarán realmente poco por una cama en habitación compartida, obviamente no es para todos pero si les gusta el super low-cost es la mejor opción!, además suelen conocer muchos viajeros mochileros interesantes!.

Veamos algunos hoteles y apartamentos recomendados en Bolonia:

  • Mercure Bologna Centro 4 estrellas – Frente a la estación de trenes de Bolonia, lujoso hotel 4 estrellas.
  • Hotel Centrale 2 estrellas – A pocos pasos de Piazza Maggiore, excelente para conocer Bolonia a pie o en bicicleta. Buena relación calidad/precio.
  • Hotel Cavour 3 estrellas – excelente ubicación, habitaciones sencillas a buen precio. Gustoso desayuno y trato familiar.
  • Canton De’ Fiori – Varios apartamentos en el corazón de la ciudad. Excelente si viajan en familia o con niños pequeños.
  • Dopa Hostel . Hostal juvenil, moderno, super económico. Ofrece habitaciones compartidas o habitaciones dobles (privadas). Ambiente jóven, simpático, para mochileros.

En nuestro último viaje estuvimos alojados en el Hotel Palace, bonito, elegante, desayuno excelente y sobretodo muy céntrico. Os lo recomendamos también.

20. Bolonia y sus alrededores.

En Italia siempre hay rincones por explorar. Si teneis varios días de tiempo, podéis hacer base en Bolonia y visitar ciudades cercanas como Ferarra, Rávena, Verona, Padua, Firenze, Pisa, Rimini, San Marino, Siena, San Giminiano, Parma, Modena o incluso Milán, Genova, Roma o Venecia.

Otra buena excursión, si teneis coche, es explorar la zona de las colinas de Bolonia, salpicadas de pequeños pueblos pintorescos y panorámicas muuuuy bonitas. No os perdáis los borgos de Monteveglio, Monte San Pietro, Savigno y una visita a alguna bodega y mercados gastronómicos de la zona.

Ya veis que Bolonia esconde montones de lugares encantadores y posibilidades, que seguro ni siquiera conocíais.

A continuación te dejamos también unos enlaces a otros lugares cercanos imprescindibles que puedes visitar en el norte de Italia:

Continuará.

Esperamos que la información te sea útil y te agradecemos todas las sugerencias, comentarios o dudas que querrás hacernos. Aquí te dejamos también unos pequeños consejos que te puedan servir a la ora de emprender tu futuro viaje:

Continuará.

0 Comments

Reply your comment

Your email address will not be published. Required fields are marked*

Translate »