blog, Ciudades, Consejos, Guias, turismo, viajes

GRANADA, LA JOYA DE ANDALUCIA

granada-la-joya-de-andalucia

Hay ciudades que sencillamente enamoran y GRANADA, LA JOYA DE ANDALUCIA es una de ellas. Para nosotros fue un flechazo viajero instantáneo y reiterado: cada vez que volvamos, nos gusta más y más. Si la conoces, seguramente entenderás de lo que hablamos, y si no, hoy te llevamos de paseo virtual por las calles y rincones más bonitos de esta ciudad. Así que toma nota, que vamos a recomendarte las mejores cosas que ver y hacer en Granada.

Granada se encuentra a la orillas del mar Mediterráneo y en plena cordillera Penibética. Su capital es la ciudad de Granada. Se limita, al oeste, con las provincias de Málaga y Córdoba; al norte con Jaén, al este Almería y al sur tiene salida al Mediterráneo.

Está situada a los pies de Sierra Nevada, en el Sistema Bético, el más alto de la península Ibérica. Localizada en Andalucía oriental, al sur de España, goza de unos de los mayores patrimonios culturales de este país. Además de la mundialmente conocida Alhambra y el barrio del Albaicín, designados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, Granada cuenta con una catedral renacentista cuya construcción fue iniciada en el siglo XVI. Muchos otros monumentos salpican la ciudad en cada uno de sus rincones.

¿Cómo llegar a Granada?

En avión

Granada no dispone de su proprio aeropuerto. Si quieres volar a Granada, no queda más remedio que coger un vuelo hacia Málaga donde llegan solo vuelos nacionales. Para esta razón, la mayoría de las personas que elijen volar hasta Málaga, después viajan en autobús a Granada. El aeropuerto de Málaga se encuentra a 125km de Granada y se tarda 1 hora y 30 minutos en conducir, si alquilas un coche.

PARA MÁS INFORMACIÓN SOBRE LOS VUELOS DE BAJO COSTE A GRANADA Y MÁLAGA, ver esta página.

Llegar a Granada desde Málaga, en autobús.

La mejor manera de llegar de Málaga a Granada, es con el transporte público. El autobús es más rápido que el tren. Los autobuses salen desde la estación de autobuses de Málaga y llegan a la estación de autobuses de Granada, entre 90 minutos (11,57€) y 120 minutos (13,86€).

Al salir de las llegadas del aeropuerto, sigue todo recto y encontrarás la parada de autobús. Si llegas después de la salida del autobús hacia Granada, es más rápido coger un otro autobús desde el aeropuerto de Málaga a la estación de autobuses de Málaga y allí coger uno directo a Granada.

Hay autobuses a la estación de autobuses de Málaga cada 30 minutos y el viaje del aeropuerto allá tarda 30 minutos. Es necesario comprar el billete antes de subir al bus, de la ventanilla, al salir de las llegadas. El billete cuesta 3€.

Una vez llegado a Granada, la estación de Autobuses está en las afueras de la ciudad. Por lo tanto, tendrás que tomar un taxi o un autobús (Nº 3 ó 33) hasta el centro. Para comprar billetes en Internet, visita ALSA. También puedes consultar los horarios y los precios, e incluso puedes elegir tu propio asiento.

En taxi

Si se retrasa tu avión a Málaga es difícil llegar a Granada después de las 21.00 horas. En este caso, tendrás que quedar en un hotel en Málaga, o tomar un taxi con varias otras personas (un taxi desde Málaga a Granada costará unos 140 euros).

Si necesitas un sitio barato dónde quedar en Málaga, aquí podríais encontrar algunas recomendaciones. Si no, el taxista puede llevarte a una pensión o hotel.

Llegar desde Málaga en un coche de alquiler

Solamente hace falta coche en Granada para salir de la ciudad. Una vez que estés en el centro de Granada, se puede llegar a todos los sitios a pie, en autobús o en taxi. Aparcar en un aparcamiento público en el centro de la ciudad costará unos 25 euros por día pero hay otro aparcamiento que cuesta 40 euros por semana (pincha aquí).

La mayoría de las compañías tienen puntos de entrega tanto en el aeropuerto como en el centro de Granada.
Hay una lista de empresas de alquiler de coches aquí.

Llegar a Granada en tren

La estación de trenes se encuentra en una zona bastante céntrica, en Avenida de Andaluces que sale de Avenida de la Constitución ya tiene una línea de alta velocidad que conecta Granada con otras ciudades. Info y compra de billetes aquí.

RENFE también tiene una buena página web con información detallada sobre los trenes en español, inglés y francés. Podéis consultar estos enlaces sobre los horarios y las tarifas.

Pero la mayoría de la gente, cuando viene desde Málaga o Almería. prefiere viajar en autobús que en tren.

Conducir hasta Granada

Las carreteras españolas han mejorado mucho en los últimos años y hay unas buenas carreteras a todas las ciudades principales. Se tardan unas 5 horas a Madrid, 11 horas a Barcelona, 90 minutos a Málaga, etc.

Consejos para conductores sobre los trayectos, las distancias, etc. en esta página, y una lista de empresas de alquiler de coches aquí.

¿Qué ver en Granada?

Visita la Alhambra

No le demos mas vueltas, la joya de la corona es ella, Alhambra. Y no porque lo digamos nosotros: La Alhambra es Patrimonio de la Humanidad y el monumento más visitado de España!

El conjunto monumental de la Alhambra, donde vivieron los reyes nazaríes con toda su corte entre los siglos XII y XV, está formado por la Alcazaba (ciudad militar amurallada), Los Palacios nazaríes, Los jardines del Generalife y una infinidad de patios (el de Los Leones es el más bonito), fuentes e impresionantes muestras de arte morisco.

Pero en su época dorada, su interior escondía mezquitas, talleres, escuelas, jardines, fuentes, amores, desamores, casas, gatitos, negocios, diversión y sufrimientos. 

Han pasado siglos desde que la reconquista acabó con la hegemonía árabe, y ni siquiera Napoleón pudo acabar con ella: parece que un soldado español no quiso obedecer su orden de demolerla con explosivos. Menos mal!

La primera vez que se visita suele ser una experiencia única: es fácil que su belleza termine embriagándote. Además, recuerda que estás pisando un pedazo bien grande de la historia de este país. ¡Casi nada! Desde nuestra primera vez, la hemos visitado unas cuantas veces más, y siempre es especial. Vamos, no tenemos dudas que visitar la Alhambra esté en el top de cosas que ver y hacer en Granada.

Imprescindible aquí es pasear por todas sus salas y dependencias, ver el Patio de los Leones, enamorarse de la escritura y decoración árabe, descansar en los jardines del Generalife y sobre todo volver!

Y una cosa muy importante: reserva las entradas en internet si no quieres perder tiempo en la cola. Hazlo en la página oficial (precio: 14€), o si quieres puedes unirte a este tour guiado que incluye también la visita al Albaicín y al Sacromonte, dos de los barrios más famosos de Granada.

Vamos, si solo tuvieras unas horas en Granada, deberías pasarlas aquí 😉.

Piérdete por el Albaicín

El Albaicín es el antiguo barrio árabe de Granada. Con sus calles empinadas y empedradas y sus casas blancas salpicadas de los colores de las buganvillas, es el corazón latente de la ciudad.

Recórrelo aunque solo sea para llegar al mirador de San Nicolás, desde donde se disfrutan las mejores vistas de la Alhambra, acompañados por la fragancia de los jazmines y las melodías de los músicos callejeros. Para nosotros llegar hasta allí, es de las mejores experiencias que vivir en Granada.

Pero hemos de avisarte de una cosa: es más fácil acabar en 3 minutos el Cubo de Rubik que caminar por el Albaicín sin perderse. Pero es uno de los encantos que tiene, así que no te preocupes: a veces perder el rumbo es esencial. Así que ya sabes: subir, callejear y perderse por el Albaicín es una de las mejores cosas que ver y hacer en Granada.

¿Estás de acuerdo? Por el Albaicín, por el centro histórico, por la Alhambra… hay varios free tours en Granada perfectos para conocer la ciudad de la mano de un guía local. Para nosotros estos son los mejores

Sube hasta el Sacrmonte

Es probablemente uno de los barrios con más encanto de la ciudad y famoso por sus casas-cuevas. Aquí se instalaron los gitanos que acompañaron a las tropas de los Reyes Católicos cuando conquistaron la ciudad. Se unieron más tarde bohemios y artistas flamencos que hechizan a todos en sus característicos espectáculos: las zambras.

Con el paso del tiempo esta zona ha perdido un poco de autenticidad, pues si antes podías tener la suerte de toparte con actuaciones improvisadas en la calle, ahora el espectáculo lo vas a ver en los tablaos flamencos como este, aun así el Sacromonte es parte del alma de Granada y no dudes: tienes que visitarlo.

Toma algo en la calle de las teterías

Siempre que vamos a Granada no nos perdemos un “pit-stop” en una de las muchas teterías árabes de la calle Calderería Nueva. Nuestros favoritos son el té de menta y el de jazmín, pero la oferta es muy amplia. Además puedes probar también pastelitos árabes deliciosos (de pistacho, almendra, avellana, miel…) o crepes. Y si hace demasiado calor para un té (mira que dicen que refresca!) puedes probar una limonada con menta, es como un mojito formalito. Si hace frio, te recomiendo un chocolate bien calentito: me encantó. Vlad, como siempre, se tomó su excelente café irlandés.

Aquí, en esta callejuela, encontrarás también muchas tiendas de souvenirs, por lo que si buscas un recuerdo de tu estancia granadina… pasear por aquí es como ir en búsqueda del tesoro!

Pasea por el casco histórico

Un paseo por el casco viejo es indispensable para conocer Granada. Aquí puedes encontrar la majestuosa Catedral y la Capilla Real donde se guardan las tumbas de los Reyes Católicos, regatear en el zoco de la Alcaicería, probar tapas en un montón de barecitos auténticos, patearte sus callejones y plazas como la Plaza Nueva y la de Bib-Rambla, o recorrer la Carrera del Darro, una de las calles más guapas de la ciudad.

Y si tienes tiempo, pásate por el Patio de los Perfumes, en esta misma calle, donde aprender más sobre el arte del perfume, en un impresionante palacio renacentista en esa misma calle. Más información aquí.

Consejo: una excelente idea para conocer esta zona de Granada es hacer este free tour. Es gratis aunque siempre es bueno dejar una propina!

¿Cansado? Nos quedan otras cosas que ver y hacer en Granada ¡Ánimo!

Prueba las famosas tapas de Granada

No sé cómo, pero cada vez que volvamos de Graná lo hagamos con unos kilos de más… Bueno sí sé el porqué: TA-PAS!

Y suerte que nos pegamos palizas de muerte entre calles empinadas, escaleras y cuestas… porque si no, en vez de kg de más… nos doblábamos! Pero … que nos quiten lo bailáo y lo comío! 😜

Pues señores, los sueños se hacen realidad: patatas a lo pobre, pescaito frito, migas, croquetas, mini-paellas, caracoles guisados, pinchos de carne, quesos, berenjenas con miel, jamón ¡mmm! Y encima GRATIS!

Sí, como lo has oído: pides algo de beber y te regalan la TAPA o mejor dicho ¡tapones!

Consejo: ve donde van los granadinos.

Descubre el Realejo

No todos los turistas se acercan a visitar el barrio del Realejo y nos parece un tremendo error: es una de las zonas más autenticas de la ciudad, justo a los pies de la Alhambra, con ambiente de barrio, lejos del turístico centro. En el pasado fue el barrio judío de Granada y hoy en día conserva una atmósfera diferente al resto de la ciudad.

A nosotros nos encanta! Cuando estés por allí, no se te olvide hacer estas paradas:

Consejo: para conocerlo de manos de un local, apúntate a este tour gratuito  (no olvides dejar una buena propina al final).

Relájate en el Hamman Al Ándalus

Tras un día pateándote la ciudad de arriba a abajo, te mereces una recompensa, así que no dudes en reservar tu entrada al Hammam Al Ándalus, unos baños árabes la mar de guapos. Saldrás como nuevo.

Puedes elegir fecha y hora aquí.

Visita el Parque de las Ciencias

Especialmente si viajas con niños 🙂 La zona que más interés genera es la del Planetario (ya sabes, hasta el infinito y más allá!), aunque siempre hay exposiciones temporales muy interesantes.

Infórmate unos días antes de ir. La entrada cuesta 7€ + 2,5€ del Planetario. Más información.

Haz alguna excursión

Los alrededores de Granada están llenos de maravillas naturales, como, Cordoba, Sierra Nevada (si te gusta esquiar, tienes que ir), la Alpujarra o la costa granadina. Lo ideal sería que alquiles un coches y recorras la zona a tu aire, aunque siempre existe la opción de ir en transporte publico o de tomar un tour.

Granada también es buena base para conocer otra ciudad andaluza llena de encanto: Córdoba, Sevilla, Cadiz, Jaen, Ronda, Gibraltar etc, o visitar algunos de los pueblos más bonitos de Granada.

¿Granada con niños?

Los padres a menudo quieren salir y no saben dónde ir con los niños en Granada. Muchas veces se habrán preguntado qué hacer si viajas con niños a Granada, qué actividades hay para las familias, dónde podemos sentarnos y tomar algo mientras los niños juegan.

Si quieres saber cuáles son los lugares favoritos de los niños en Granada, qué actividades se organizan en verano, dónde podéis relajaros mientras que los niños juegan, o simplemente estáis buscando ideas para pasar un día fuera y divertiros con los niños, consulta esta sección.

Y para poder ver todo esto en orden, aquí te dejamos una propuesta de ruta por Granada de dos días. Ay Graná, que bonica eres!

Granada en dos días

Dos días para visitar Granada puede parecer poquito tiempo, pero si te organizas bien y sigues nuestro plan, te aseguramos que vas a sacarle muuucho partido a una de las ciudades más encantadoras del mundo. Porque, tu no serás de aquellos que creen que en Granada está la Alhambra y poco más ¿no? Si es así, estás muy equivocado: ponte unas zapatillas cómodas, que con nuestra ruta de dos días en Granada vamos a demostrarte que la ciudad andaluza tiene montones de cosas que hacer.

DÍA 1 – MAÑANA
VISITA LA ALHAMBRA

Vale, Granada es mucho más que la Alhambra, pero cada buen viaje a Granada que se precie debería comenzar con la visita a su tesoro más preciado. Construida en el siglo XI bajo el reinado nazarí , la Alhambra nació como una fortaleza que, poco a poco, se fue transformando en la ciudadela real más increíble de la historia.

Hoy en día el conjunto monumental que se visita está formado por las siguientes zonas: Palacio de Carlos V, la Medina, la Alcazaba, los Palacios Nazaríes con el famoso Patio de los Leones, el Palacio del Generalife y sus jardines.

Tómate tu tiempo para visitar todos sus rincones porque es, sin duda, uno de aquellos lugares que ver (al menos) una vez en la vida. Es muy recomendable reservar la entrada a la Alhambra con antelación. Se trata del lugar más visitado de toda España y sería una locura y una verdadera lastima quedarte sin poder entrar por tu mala planificación. Lo mejor (y más barato) es reservar el billete en la pagina oficial (precio: 14€). En cambio, si prefieres tener también visita guiada, puedes reservar la excursión experiencia aquí.

DÍA 1 – TARDE
PASEO POR EL CENTRO

Empezaras la tarde con sensación de mareo por dos motivos bien diferentes: por un lado, la belleza de la Alhambra embriaga a cualquiera, y por otro, tras unas horas de tira para arriba, sácame una foto por aquí, damos una vuelta por allá… tendrás un hambre importante. Pero créenos, eso en Granada no es ningún problema: vas a aprovechar tu visita para familiarizarte con el arte del tapeo, ya verás!

Recargadas las energías, estaremos listos para explorar los encantos del centro de la ciudad, que no son pocos. Empezamos por la Catedral, la primera iglesia renacentista de España, y seguiremos por la anexa Capilla Real, donde descansan eternamente los Reyes Católicos.

Cada acceso tiene un precio de 5€, aunque la Catedral es gratis los domingos por la tarde, y la Capilla Real los miércoles por la tarde. Si te pilla en alguno de estos días, tendrás que reservar la visita gratuita en esta web. Si quieres conocer el centro de Granada de mano de un local, echa un vistazo a este free tour. Es gratis, pero recuerda dejar una buena propina al guía (que seguro se lo merece).

Nuestro recorrido a pie por Granada continua pasando por la Plaza Romanilla y su popular monumento del aguador, la Plaza Bib Rambla, un buen lugar para tomar un café en alguna de sus terrazas, el mercado de la Alcaicería, la Plaza Isabel la Católica, corazón del centro histórico de la ciudad, la Plaza Nueva, y la Plaza de Santa Ana, donde se ubica una de las Oficinas de Turismo (por si tenemos que recoger alguna información). Nos iremos acercamos al bonito (y escondido) Mirador de los Carvajales y, tras contemplar la Alhambra desde otra perspectiva, nos adentramos en una de las calles más emblemáticas de la ciudad: la Carrera del Darro.

Aquí se encuentra un local que nos sorprendió muchísimo y que, a partir de ahora, va a ser parada fija en nuestros viajes a Granada. Es el Patio de los Perfumes donde, más allá de conocer su privilegiada ubicación en un palacio renacentista de una belleza impresionante, ofrece varias experiencias interesantes (desde un recorrido por la historia del perfume en su museo, hasta talleres para crear tu proprio perfume). Lo mejor de todo es que las creaciones son ecológicas y 100% éticas. Es algo original y único que hacer en Granada (y un súper regalo/autoregalo). Más info.

Saldremos de ahí renovados y perfumados con ganas de seguir recorriendo el centro de la ciudad. Sigue adelante por el Paseo de los Tristes, que ofrece algunas de las mejores panorámicas de Granada, y de allí regresa para subir por la Calle Calderería Nueva, nuestra callejuela favorita donde te recomendamos parar a tomar un té en alguna de las muchas teterías (la tetería Kashba es una apuesta segura).

Y para acabar el ajetreado día, nada mejor que una sesión en el Hammam Al Ándalus, un SPA precioso, dentro unos antiguos baños árabes (hay opción para darse también masaje, mira aquí). Ay, que gustito acabar así un día de viaje. Bueno, quien dice acabar así un día de viaje, se ha olvidado de algo muuuy importante: hay que cenar! ¿Me voy a perder yo otra rutita de tapas por el centro? ¡No way!

Ahora sí, con el cuerpo relajado y la tripa llena, es hora de cerrar los ojos y abrazar a Morfeo.

DÍA 2 – MAÑANA
BARRIO DEL REALEJO

¡Buenos días! Tras ponernos las botas con un rico desayuno (ains, siempre estamos pensando en comer, pero ¿cómo evitarlo con esas tostadas de tomate y aceite tan ricas?), estaremos listos para ir a conocer un barrio bastante desconocido para los turistas, pero lleno de personalidad y autenticidad: el Realejo.

Se trata del antiguo barrio judío de Granada y nos gusta por su sencillez y por la sensación de calidez que nos da siempre que pasemos por él. Nos parece estar rodeados de la Granada más auténtica, lejos de las fotos de los turistas y de las tiendas de souvenirs. En 2 o 3 horitas se puede hacer una ruta guapa, que te llevará a conocer sitios como el Paseo del Salón, la Iglesia de la Virgen de las Angustias, el Palacio de Bibataubín, la Iglesia de Santo Domingo, la Parroquia San Cecilio, la Iglesia de San Matias, el Museo Casa de los Tiros, o el Convento de las Carmelitas Descalzas.

¿Dónde comer en el Realejo? Un restaurante que nos gusta mucho es el Ávila Tapas II, pero si lo prefieres puedes volver hacia el casco histórico y seguir probando algunos de los locales famosos por sus tapas.

DÍA 2 – TARDE
ALBAICÍN Y SACROMONTE

Tras la reglamentaria siesta (te la ganaste como un campeón), ha llegado la hora de una de las mejores cosas que hacer en Granada: recorrer el Albaicín. Perderse por las callejuelas adoquinadas de este barrio árabe, declarado Patrimonio de la Humanidad, es algo irresistible. El Albaicín está repleto de casitas blancas, puertas de estilo morisco, cactus y buganvillas, miradores, placitas y cuestas, muchas cuestas. Se hace durillo, sobre todo después de las tapas que nos metimos, pero te aseguramos que merecerá la pena.

Perderse por aquí  es prácticamente la norma y no pasa nada, sin embargo apunta muy bien donde se encuentra el “mirador de San Nicolás”. Cuando el sol se pone, en ese rincón de Granada los músicos callejeros hacen sonar sus guitarras, y frente a ti tendrás el atardecer más bonito de España (¡certificado!). Disfruta cada segundo, porque estarás viviendo el gran momento del viaje.

Como broche de oro (o mejor dicho, como broche de platino) tenemos planazo: espectáculo de flamenco en el Sacromonte, otro barrio granadino que rebosa personalidad, sinónimo de casas cuevas, flamenco y zambra mora. Hay varios locales que ofrecen estas noches de cante y baile, donde además podrás cenar (muy bien), nosotros te proponemos este.

Aquí se acaban estos dos días en Granada. No nos mires mal, ya te avisamos que Granada tiene cantidad de cosas que ofrecer, y algunas por fuerza se quedan fuera. Pero eh, con esta ruta vas a poder disfrutar mucho de nuestra ciudad andaluza favorita. Solo queda una cosa más: reservar otro finde para seguir descubriéndola 😉

¿Conoces más cosas que ver y hacer en Granada? Déjanos un comentario, que siempre es bueno descubrir nuevos rincones.

¿Qué comer en Granada?

10 platos de comida típica de Granada para degustar su gastronomía

El recetario de comida típica de Granada es casi infinito, y como ya hemos comentado, algunos platos muy típicos van a quedar fuera por preferencias personales.

Sin embargo, estos 10 platos de la gastronomía granadina te servirán para hacerte una idea del sabor y el carácter de nuestra cocina típica. Y por otro lado, apreciar la variedad de materias primas propias de los rincones de Granada.

1. Habas con jamón (de Trevélez), un clásico de la comida típica de Granada

El plato estrella de la comida típica de Granada son sin duda las habas con jamón.

La preparación es sencilla, pues son habas de la vega de Granada fritas con cebolla y ajo, acompañadas de finas lonchas de jamón. Pero si además utilizamos un buen jamón de Trevélez, pueblo de la Alpujarra granadina, ¡mejor que mejor!

Puedes hacer clic en el siguiente enlace para ver la receta de las habas con jamón.

2. “Salaillas”

Y si hablamos de habas, entonces tenemos que hablar también de las salaillas.

Se trata de una torta de masa de pan recubierta de granos de sal gorda y cocida al horno. Se puede comprar en cualquier momento del año, pero es típico tomarlas con tocino y habas crudas en el Día de la Cruz.

Hay cuatro panes en España con Indicación Geográfica Protegida, y uno de ellos es el Pan de Alfacar, pueblo de Granada, donde estas salaillas son un manjar de dioses.

3. Remojón granadino

Esta ensalada es sin duda uno de los platos más refrescantes de la gastronomía de la ciudad y perfecta para el verano. Se pueden encontrar versiones parecidas en otras provincias como Córdoba o Jaén, y todas comparten una base de rodajas de naranja aliñada.

Suele acompañarse la naranja de bacalao desalado, cebolla cruda, huevo cocido y aceitunas negras. Todo bien aderezado con aceite de oliva virgen. ¡Delicioso!

4. Plato alpujarreño

Y si hasta ahora todo han sido platos ligeros, aquí venimos con el plato fuerte…¡el plato alpujarreño!

Las Alpujarras son una región histórica de Granada que se encuentra en la ladera sur de Sierra Nevada. Es una zona cuajada de pueblos blancos colgando entre barrancos que dan al valle del río Guadalfeo.

El plato alpujarreño consiste en una combinación de productos típicos de la región en un solo plato. Así, encontraremos jamón de la Alpujarra, lomo de cerdo, chorizo, morcilla, ajos fritos, acompañado de huevo frito y patatas a lo pobre con pimientos, de las cuales hablaremos a continuación.

5. Patatas a lo pobre

Las papas a lo pobre son un plato muy típico en Granada (y en otros muchos sitios de Andalucía).

Suele ser una de las típicas tapas que te encuentras en los bares de Granada, sobre todo en invierno, aunque se pueden pedir en cualquier época del año.

Su nombre viene del hecho de que para preparar este plato se utiliza menos aceite que para freír patatas, ya que las patatas se cuecen lentamente con la sartén tapada.

Puedes hacer clic en el siguiente enlace para ver la receta de patatas a lo pobre con pimientos.

comida típica de Granada

6. Migas de sémola

Uno de los platos más demandados de comida típica de Granada, sobre todo los fines de semana, son las migas. Y es que la mezcla con pimientos verdes, ajos y trocitos de morcilla, chorizo y panceta, es única.

En muchos bares y restaurantes de Granada, los sirven con un poco de melón, contrarrestando los sabores fuertes con su suave dulzura. Si las pedimos en la costa, lo normal es que nos las sirvan con espetos de sardinas. ¡Buenísimas!

7. Quisquillas de Motril, producto estrella de la comida típica de Granada

La Costa Tropical de Granada guarda entre sus playas uno de los mariscos más exquisitos de la provincia. Se trata de las quisquillas de Motril.

Las quisquillas se diferencian de las gambas en que suelen ser más pequeñas y rojizas. Además, no tienen el pico alargado en forma de sierra que tiene la gamba, sino una espina alargada central y dos laterales.

Las quisquillas de Motril se comen casi crudas, con unos segundos de cocción en agua salada, o directamente en la plancha con sal gorda.

Al ser un plato de marisco, no es precisamente un plato barato, pero si quieres probar los mejores productos de comida típica de Granada, tienes que pedir un plato de quisquillas de Motril.

8. Calabaza frita

La calabaza frita al estilo granadino es un plato de verduras contundente con un sabor arrollador.

Una receta tradicional de comida típica de Granada que ha estado siempre presente en las cocinas de la provincia.

Su preparación es sencilla y se necesitan muy pocos ingredientes. Suele ir acompañada de un huevo frito, y va genial con unas salaillas de las que hablábamos antes.

Puedes hacer clic en el siguiente enlace para ver la receta de la calabaza frita al estilo de Granada.

comida típica de Granada

9. Gurupina, el gran desconocido de la comida típica de Granada

La gurupina es un plato tradicional de la comarca de Baza en Granada y que encontrarás en restaurantes tradicionales de la zona.

Consiste en un guiso similar a las gachas en el que el protagonista principal son las setas de temporada junto con el tomate, la harina y el pimentón. En algunos casos se le añade también bacalao desalado.

Es un plato que se está perdiendo, y ya es raro encontrarlo en los restaurantes de la capital. Por eso queremos rescatarlo en este artículo sobre comida típica de Granada.

10. Moraga de sardinas.

Y llegamos al último plato de esta selección de 10 platos de comida típica de Granada que tienes que probar si visitas la ciudad.

Se trata de la tradicional moraga de sardinas, un plato típico marinero elaborado principalmente con las sardinas de Motril. Este plato es también muy típico de encontrar en la provincia de Málaga.

Tradicionalmente se suele preparar en una cazuela de barro sobre unas brasas, de forma que el guiso toma un especial sabor ahumado. Sobre un fondo de sofrito de tomate se colocan las sardinas que se aderezan con vino blanco y limón.

Y hasta aquí llega nuestra lista de comida típica de Granada. Podríamos continuarla con infinidad de platos típicos, como las berenjenas fritas con miel, el potaje de hinojos… ¡pero en algún punto hay que parar!

En resumen, lo mejor para disfrutar de la gastronomía de la ciudad es que os animéis a visitar Granada y vengáis con hambre, listos para degustar todos estos platos y muchos más.

¿Dónde comer en Granada?

10 restaurantes donde comer en Granada muy bien

Esta lista de restaurantes donde comer en Granada te servirá para incluir una degustación de la gastronomía local en las visitas a la ciudad, algo de lo que te aseguramos, no te arrepentirás.
Con platos tan tradicionales y exquisitos como las habas con jamón, que son habas guisadas a las que se le añaden taquitos de jamón; la tortilla de Sacromonte, que es una tortilla hecha con casquería; el remojón granadino, que tiene origen árabe y es una ensalada de naranjas a la que se le añade bacalao, cebolla, aceitunas y huevo; la zalamandroña, un plato típico de la comarca de Guadix, que es una ensalada de verduras secadas al sol o la moraga de sardinas, plato típico marinero hecho con sardinas de Motril, la gastronomía granadina es una de las más sabrosas del mundo.

Algo a tener en cuenta es que en este caso, los restaurantes en Granada que incluimos en esta lista, están seleccionados por su relación calidad-precio, por lo que no en todos los casos serán los más baratos de la ciudad. De todas formas hemos intentado incluir opciones para todos los bolsillos para que la selección se adapte a todos los viajeros.

Basándonos en nuestra visita a la ciudad, , te dejamos esta selección de los 10 restaurantes donde comer en Granada muy bien, con una relación calidad/precio insuperable.

1. Bar Casa Julio

Conocido por ser uno de los restaurantes en Granada más recomendados por locales y viajeros, esta es una opción perfecta para hacer una parada para comer o cenar si quieres disfrutar de la gastronomía local. Aunque la carta es bastante amplia, nosotros te recomendamos optar por las frituras de pescado que están espectaculares y los boquerones o las berenjenas, que te aseguramos, no olvidarás.

Además de esto, ten en cuenta que por cada cerveza te regalan una pequeña tapa, con la que también podrás empezar a descubrir la gastronomía granadina.

El precio de las cañas es de 2 euros e incluyen una tapa y las medias raciones alrededor de 4-6 euros, algo que lo convierten también en uno de los restaurantes de Granada más baratos.

  • Dirección: Calle Hermosa 5
  • Horario: todos los días de 13h a 16h y de 20:15h a 23:30h / domingos de 13h a 16h

2. Entrebrasas

Con una carta bastante amplia, que incluye algunas tapas de la gastronomía local, la especialidad de este restaurante donde comer en Granada es la carne y por eso, está considerado uno de los mejores asadores de la ciudad.

Ten en cuenta que el local no es demasiado grande, no acepta reservas y suele estar lleno, por lo que es importante ir a primera hora si no quieres esperar mucho o ir fuera de las horas punta.
El precio de los entrantes es de más o menos 8 euros y los platos principales entre 12 y 24 euros dependiendo de la carne que escojas.

  • Dirección: Calle Navas 27
  • Horario: todos los días de 12:30h a 16h y de 19:30h a 00h / lunes de 19:30h a 00h

3. La Riviera, uno de los restaurantes donde comer en Granada más barato.

En la entrada del mítico barrio de Albaicín encontramos La Riviera, uno de los restaurantes en Granada más recomendados en el que no solo destaca la calidad de sus tapas, su servicio excepcional y su ambiente familiar, sino también su decoración, algo medieval, que poco o nada se puede ver en las típicas tabernas de Granada.

El precio de las cañas es de 2 euros y te sirven con la bebida una tapa gratis, por lo que este es otro de los restaurantes donde comer en Granada más baratos, aunque es muy recomendable probar también la rosca de lomo, el pulpo y la patata asada

  • Dirección: c/ cetti-Meriem 7
  • Horario: todos los días de 12:30h a 00h

4. Bar Los Diamantes, uno de los restaurantes en Granada más recomendados

Con 5 locales en Granada, el Bar Los Diamantes es conocido por ser uno de los bares de Granada con más solera y sin lugar a dudas un acierto si quieres comer o cenar algo rápido mientras visitas la ciudad sin renunciar a la gastronomía local, la calidad y un servicio de excepción.

Como en otros restaurantes en Granada sirven una tapa con cada bebida, aunque te recomendamos probar también alguna de las raciones de su carta, como las berenjenas, el arroz o el pescaíto frito que te aseguramos, te dejarán sin palabras.
El precio es de las medias raciones es de más o menos 10-12 euros y las raciones unos 17-20 euros.

  • Dirección: Calle Navas 28
  • Horario: todos los días de 12:30h a 16h y de 20:30h a 00h

5. Taberna El Mentidero

En pleno corazón de la ciudad, esta taberna es otro de los restaurantes donde comer en Granada más recomendados en el que destaca el producto de calidad, la tradición y el servicio.

Con una carta muy amplia, te recomendamos no dejar de probar las habitas, la fritura, los flamenquines, los huevos rotos y las alcachofas.
El precio de los entrantes es de 3 a 8 euros y los platos principales alrededor de 12 euros.

  • Dirección: C/ José Luis Pérez Pujadas Edificio Forum
  • Horario: todos los días de 13h a 17h y de 20h a 00h

6. Carmen de Aben Humeya

En una ubicación única, bajo el mirador de San Nicolás, y con una de las mejores vistas de Granada, este restaurante es un acierto seguro si quieres disfrutar de una comida o cena especial ya que es uno de los restaurantes románticos donde comer en Granada.
Con una carta que se centra en los sabores y en el equilibrio de los ingredientes, la cocina ha conseguido una mezcla perfecta entre la tradición y la vanguardia creando platos con un estilo propio que estamos seguros, no te dejarán indiferente.

El precio de los entrantes es de unos 15 euros, los platos principales y especiales entre 20 y 25 euros y como puedes ver el precio es un poco más elevado que otros restaurantes en Granada, pero creemos que la relación calidad-precio es inmejorable, por lo que para una ocasión especial, merece mucho la pena pagar ese extra

  • Dirección: Cuesta de las Tomasas 12 Albayzin
  • Horario: todos los días de 20h a 23h

7. Abaco Te, una de las mejores teterías de Granada

Conocida por ser una de las mejores teterías en Granada, ubicada en el barrio del Albayzín, hacer una parada en este local debería ser uno de los imprescindibles de la ciudad si quieres disfrutar de unas vistas únicas y un ambiente especial.

Ten en cuenta que además de los típicos tés, de los que tienes opciones infinitas en su carta, este local sirve también comidas y bebidas, con opciones vegetarianas y veganas además de dulces árabes, creps, batidos, zumos y granizados.
El precio de los tés es de 2,50 euros, las ensaladas 4 euros, las cremas 3 euros y los crepes entre 2,50 y 5 euros, algo que lo convierten también en uno de los restaurantes más baratos donde comer en Granada.

  • Dirección: Calle Alamo del Marques 5
  • Horario: todos los días de 15h a 21:30h

8. La Esquinita de Javi, otro de los restaurantes en Granada más recomendados

Con un par de locales en la ciudad, La Esquinita de Javi es otro de los restaurantes de Granada más recomendados y uno de los más conocidos del que muchos dicen, sirve el mejor pescaíto frito de la ciudad.

Leyendo esto, como puedes imaginar, no podemos recomendarte otra cosa que probar cualquiera de sus platos de pescaíto frito, especialmente los calamares, las puntillitas, las gambas y el cazón.
Los precios de las medias raciones es de 9-10 euros y las raciones completas entre 13 y 14 euros.

  • Dirección: Plaza Mariana Pineda 1 Plaza Mariana pineda 1, Plaza campillo bajo 1
  • Horario: todos los días de 13h a 16h y de 20:30h a 23h

9. Restaurante El Agua, otro de los restaurantes en Granada más recomendados y con mejores vistas

Si quieres disfrutar de unas vistas únicas y una comida o cena inolvidable, el Restaurante El Agua te aseguramos que será todo un acierto.

Con un producto de calidad, un trato inmejorable y una carta que innova y se renueva, siempre para mejor, en este restaurante en Granada podrás disfrutar de cocina de calidad y mimo con unos sabores exquisitos.
El precio de los entrantes es de 13-15 euros, los platos principales entre 16 y 19 euros.

  • Dirección: Placeta del Aljibe Trillo, 7
  • Horario: todos los días de 19:30h a 23:30h y domingos de 13:30h a 23:30h

10. Bar La Buena Vida, uno de los restaurantes donde comer en Granada más conocidos y más baratos

Con dos locales en Granada, uno en la calle Almireceros y otro en calle Elvira, este local es el típico bar informal y sencillo en el que tomar algo sin renunciar a la calidad del producto y por supuesto, sin olvidar la tradición y la gastronomía local.

Ten en cuenta que suele estar bastante lleno ya que el precio es muy ajustado y la carta es muy amplia en la que destacan los montaditos y las tapas.
El precio de la cerveza es de 2,20 euros y regalan una pequeña tapa y el precio de las medias raciones entre 4 y 6 euros.

  • Dirección: C/ Almireceros 12
  • Horario: todos los días de 12h a 00h

¿Dónde dormir en Granada?

Sin dudas para mí la mejor zona dónde dormir en Granada es el Centro. Además de ésta hay otras que debes considerar ya sea por su encanto especial como el Albaicín, o por simple cuestiones prácticas y de precio como los barrios que rodean a Centro.

A fin de cuentas Granada no es una ciudad grande y está bien conectada por sus líneas de autobús. Alojarte en otro barrio que no sea Centro, o el Albaicín, no te va a suponer ningún contratiempo para visitar la ciudad. En general, solo tendrás que añadirle 15 – 20 minutos más de paseo o 5 minutos en autobús.

Cualquiera de las zonas que te propongo a continuación es una buena opción a considerar para hospedarse en Granada durante tu estancia. Cada una de ellas tiene su propio encanto, características distintivas y, claro está, precios diferentes.

¿Qué te cuento en este post?

Las mejores zonas donde alojarse en Granada

1. Centro

El corazón de la ciudad, es una de las zonas más bonitas de Granada, se extiende en torno a las plazas Nueva y de Santa Ana. De estas parten callejuelas repletas de tiendas de souvenirs, puestos de especias, restaurantes, teterías árabes, hoteles y bares de tapeo con terrazas.

Guarda, además, monumentos muy significativos, como la espectacular Catedral, la capilla Real o la Real Chancillería. A lo que se añade que no dista mucho de la Alhambra, ni de otros barrios emblemáticos, como el Sacromonte o el Albaicín. Si la escoges para dormir en Granada podrás ir a pie a todos sitios.

Es uno de los barrios más turísticos y, por tanto, el que mayor dinamismo, animación y oferta hotelera ofrece. Constituye una excelente opción para los viajeros que quieren estar cerca de los puntos de interés más relevantes, para los que quieren tener acceso a los principales servicios o para quienes no tienen problema de presupuesto.

En cuanto al precio, si miras con cierta antelación, podrás reservar un hotel de 3 estrellas a partir de unos 45 € la noche en temporada baja. Si buscas en los meses de mejor tiempo los precios suben bastante.

Para mí sin dudas es la mejor opción para quedarse en Granada. Además de la cercanía con todo, tiene muchísimo ambiente. Es la parte más comercial de la ciudad y una de las mejores zonas por donde pasearse y salir a cenar o de copas después de un día de visitas turísticas.

– Alojamiento en Centro

2. Albaicín

El barrio de Albacín, el más icónico de Granada, se extiende desde el cerro de San Cristóbal hasta el Sacromonte. Su encanto reside en las angostas, empinadas y serpenteantes callejuelas que lo recorren, entre las que se cuelan tradicionales cármenes blancos -fincas típicas de origen árabe y declaradas Patrimonio de la Humanidad-, casas moriscas con artesonado mudéjar, como la de Zafra, coquetas y diminutas plazuelas, como plaza Larga, y algunos palacios, como el nazarí Dar al-Horra.

Este barrio árabe proporciona panorámicas inigualables gracias a los emblemáticos miradores que alberga. Los más conocidos son San Nicolás, que ofrece unas vistas privilegiadas a la Alhambra y a Sierra Nevada, y San Cristóbal, desde donde los atardeceres son simplemente mágicos.

No está muy lejos del centro, pero el recorrido es bastante empinado. Afortunadamente está muy bien comunicado por las líneas autobuses C1 y C2. La oferta de hoteles es más reducida que en la zona centro, pero igualmente encontrarás hostales encantadores y hoteles muy interesantes.

Los precios varían sustancialmente de una temporada a otra, aún así puedes dormir en uno de 4 estrellas por unos 50 € la noche en temporada baja y reservado con antelación.

Es una zona totalmente distinta al Centro. No es una zona comercial para nada, y de noche se vacía. Sin embargo eso también es parte de su encanto. Salir a pasear por sus calles tranquilas de noche y acercarte a alguno de sus miradores para admirar la Alhambra iluminada es todo un placer.

Lo que no te faltarán son sitios buenos para comer. Además de restaurantes de nivel encontrarás algunos de los mejores sitios de tapas de Granada. Uno de mis favoritos: Casa Torcuato.

Lo que está claro es que dormir Granada en este barrio te permitirá sentir la auténtica esencia árabe y disfrutar de una experiencia totalmente diferente.

– Alojamiento en Albaicín

3. Sacromonte

El Sacromonte es un mundo aparte en Granada. Este tradicional arrabal de gitanos es muy conocido por sus cuevas excavadas en la montaña, originarias del siglo XVI. Algunas son casas privadas, otras hoteles y muchas bares, donde es posible disfrutar de espectáculos de flamenco, allí conocidos como zambras.

En este barrio alberga algunos lugares interesantes, como el museo de las Cuevas de Sacromonte, la Escuela Internacional de Flamenco Manolete, la estatua del Chorromujo o la abadía del Sacromonte.

Está relativamente cerca de la ciudad y muy bien comunicado por bus urbano, que suele partir de Plaza Nueva. Para que te hagas una idea puedes llegar a él dándote un paseo por el Paseo de los Tristes de unos 20 minutos desde la Plaza Nueva.

Es probablemente la zona con menos posibilidades de alojamiento. Éste es muy reducido. Las casas-cueva son los alojamientos más singulares de este barrio, aunque también es posible encontrar algún hotel discreto en las cercanías.

Personalmente nunca escogería el Sacromonte para dormir en Granada. Me parece una zona muy solitariasin nada que hacer aparte de las visitas turísticas que tiene y acudir a algún espectáculo flamenco.

Aún así, si quieres tener la experiencia de dormir en una casa cueva o adentrarte en el alma más flamenca de la ciudad, es una opción a considerar para hospedarse en Granada.

– Alojamiento en el Sacromonte

4. Distrito de Ronda

Este distrito de origen residencial se encuentra en la parte más occidental de Granada, junto a las orillas del río Genil. Está un poco más alejado del centro -hay un poco más de un kilómetro- y muy cerca de algunos puntos de interés turístico, como el Parque de las Ciencias, el museo de Caja Granada, la huerta de San Vicente, el palacete del Alcázar Genil o la casa-museo de Federico García Lorca.

Predominan los bloques de edificios residenciales, por lo que es una zona muy tranquila y menos bulliciosa que otras más cercanas al corazón de la ciudad. Si buscas un alojamiento asequible y no te importan las distancias, sin duda, es uno de las mejores barrios para alojarse en Granada.

Si haces tu reserva con varios meses de antelación, es muy probable que encuentres pensiones por menos de 30 euros y hoteles de 4 estrellas por 45 € la noche.

– Alojamiento en el Distrito de Ronda

5. Beiro

El distrito de Beiro se enclava en la parte central de Granada. Guarda algunos lugares de interés emblemáticos, como la plaza de toros, el pilar del Triunfo o el monasterio de San Jerónimo. Aquí también se encuentra la facultad de Medicina, por lo que, como imaginarás, hay un ambiente muy juvenil.

Las calles que lo conforman están repletas de restaurantes, teterías árabes y bares tradicionales de tapas, lo que lo ha convertido en uno de los más concurridos de la ruta del tapeo.

Está un poco alejado del centro, siempre teniendo en cuenta que las distancias en Granada no son muy grandes y que el trayecto hasta el corazón urbano es más bien un agradable paseo.

A destacar que está muy bien comunicado, ya que aquí se encuentra la estación ferroviaria de Granada. Sin embargo, la oferta de hoteles no es tan generosa como en otras zonas, pero, por suerte, los precios son más bajos, incluidos los hoteles más lujosos.

– Alojamiento en Beiro

Cuando tengas ya bien decidido donde vas a dormir en Granada será el momento de ir preparando en detalle tu visita a la ciudad. Te propongo alguno de los planes que no te puedes perder aquí: Los mejores planes que hacer en Granada

6. Zaidín

El barrio de Zaidín está al sur, entre los ríos Monachil y Genil y a media hora a pie del centro de la ciudad. Fue un barrio marginal, pero hoy es moderno, avanzado y uno de los más multiculturales de la capital granadina.

El impulso de este progreso se lo han dado las modernas construcciones que se han levantado aquí en los últimos años, como el Palacio Municipal de Deportes, los Cármenes, -el estadio del Granada Club de Fútbol-, el centro comercial Serrallo o el palacio de Congresos.

Es muy popular entre los melómanos porque acoge el Festival Rock, que se celebra anualmente y donde se dan cita numerosos grupos granaínos y nacionales.

La oferta hotelera destaca por la buena relación calidad-precio. Esto y su ambiente tranquilo lo convierten en una opción a tener en cuenta para para dormir en Granada. De hecho, no será difícil encontrar un hotel de 4 estrellas por unos 50 €.

– Alojamiento en el Zaidín

7. Chana

El distrito de Chana se ubica en la parte noroccidental y limita con Beiro y Ronda. Es uno de los más concurridos de Granada por la cantidad de restaurantes y bares que concentra, donde sirven tapas tradicionales, bien generosas y gratis con cada consumición.

Forma, por tanto, parte indiscutible de la ruta del tapeo – y del bueno- de Granada, lo que lo convierte en un punto de encuentro clásico para los amantes de la gastronomía tradicional granaína y para los que quieren disfrutar de un rato animado.

Aquí también están la Escuela Técnica Superior y la Facultad de Bellas Artes, lo que imprime a este barrio un ambiente jovial y movido. Hay menos alojamiento que en otros distritos más cercanos al centro, sin embargo la buena noticia es que, si eres previsor, puedes reservar un hotel de 3 estrellas por unos 35 €.

– Alojamiento en Chana

8. Genil

Este distrito, ubicado al sur de la ciudad, es uno de los más renovados. Partido en dos por el río del mismo nombre, es principalmente residencial y tiene un ambiente bastante tranquilo.

Es un barrio con muchas zonas verdes y con identidad propia, y donde se asientan dos importantes centros pertenecientes al Consejo Superior de Investigaciones Científicas(CSIC: el Instituto de Astrofísica de Andalucía y la Estación Experimental del Zaidín.

En la avenida Cervantes está el palacio de Quinta Alegre, desde cuyos jardines las vistas a la Alhambra, a Sierra Nevada y a la ciudad son excepcionales. En las cercanías se ubican el complejo deportivo Bola de Oro o el paseo Fuente de la Bicha, muy frecuentado por los amantes del deporte.

Es uno de los más alejados del centro urbano, pero está muy bien conectado por bus urbano. Sin embargo, aquí no hay muchos hoteles, aunque el precio es muy compatible con presupuestos ajustados.

– Alojamiento en Genil

Si vas a llegar a Granada por vía aérea también te será útil conocer los medios de transporte que tienes a tu disposición para llegar al centro y cuánto cuestan: Cómo ir del aeropuerto de Granada al centro

ALOJAMIENTO EN GRANADA

La capital granadina es una de las ciudades de España con mejor relación calidad-precios de los alojamientos turísticos. Su oferta hotelera es muy variada: hoteles con vistas a la Alhambra, pensiones, apartamentos, hoteles de lujo…

La zona centro, como en la mayoría de los destinos, concentra el mayor número de hoteles, pero también los más caros. Dormir en el corazón de la ciudad cuesta entre 40 € y 50 € la noche en un hotel decente de 3 estrellas en temporada baja.

En los barrios periféricos, como Chana o Genil, la oferta es un poco más reducida, aunque los precios son más bajos. Aquí, puedes conseguir un hotel de gama media por unos 35 € la noche en temporada baja y reservando con antelación.

Como puedes ver, los precios son muy aceptables. Sin embargo, como siempre, en la previsión y la antelación encontrarás los mejores aliados para ahorrar.

– Alojamiento en Granada

ALOJAMIENTO BARATO EN GRANADA

En comparación con otras ciudades turísticas de España, el alojamiento en Granada es bastante económico. Los hoteles más caros se sitúan en la zona centro y en los barrios de Sacromonte y Albaicín o, lo que es lo mismo, en las proximidades de los principales puntos de interés de la ciudad.

Quizás, las alternativas más económicas para alojarse en Granada en estas calles céntricas son los hostales, los apartamentos de alquiler y los albergues. Te permitirán ahorrar unos cuantos euros o disponer de ellos para otras actividades de ocio en la ciudad nazarí.

En los barrios de Zaidín o Chana los precios de los hoteles bajan sustancialmente. Esto no solo permite ahorrar, sino también reservar otros de mayor categoría con una más que interesante relación calidad-precios. La desventaja es que están más alejados del centro y que, en más de una ocasión, tendrás que hacer uso del transporte público.

¿Cuál es la mejor época para visitar Granada?

Cuándo viajar a Granada

Sin duda, una de las épocas más recomendadas para ir a Granada, es en los meses de primavera de Marzo a Mayo.

En estos meses el clima está ciudad es agradable, a pesar de tener turistas, no está tan repleto como en los meses de verano, además las calles empiezan a estar repletas de artistas callejeros y el arte se puede respirar en todos los rincones, ideal para pasear por Granada, que es una gran parte de su encanto.

Temporadas de viaje

La temporada alta para viajar a Granada coincide con los meses de Marzo a Mayo, es la época más concurrida.

Las temperaturas son agradables y suaves sin un excesivo calor, lo que invita a recorrer con calma sus calles.

Además estos meses coinciden con la Semana Santa y las Cruces, fechas señaladas en las que la ciudad está a abarrotada y los precios son más elevados.

La temporada media para viajar a Granada corresponde a los meses de verano de Junio a Agosto, en estos meses la ciudad es de los turistas, los habitantes de la ciudad suelen intentar escapar del calor.

Las temperaturas son muy elevadas y los precios son medios debido a que en estos meses la ciudad recibe miles de turistas, aunque no tendrás problema para encontrar alojamiento.

La temporada baja para viajar a Granada, se asocia a los meses de invierno, de Noviembre a Febrero, que se caracterizan por mucho frío.

En estos meses la ciudad no suele recibir una gran cantidad de turistas, aunque si eres amante de los deportes de nieve en Sierra Nevada los precios se disparan debido a su popular estación de esquí a tan solo 1 hora de la capital.

El peor momento para viajar a Granada

La peor época para visitar Granada de todo el año, es en la temporada media, durante los meses de verano.

El calor es asfixiante, impidiendo disfrutar al máximo de los lugares con más encanto de la ciudad, ya que Granada es una ciudad para disfrutarla paseando y recorriendo cada uno de sus rincones, las altas temperaturas no permiten recorrerla a pie con calma.

El clima en Granada

Granada se caracteriza por tener un clima cálido y templado, tiene unas épocas muy marcadas, sus veranos son muy calurosos y los inviernos muy fríos.

Las temperaturas más bajas suelen marcarse en el mes de Enero llegando incluso a los 0ºC en ocasiones, las más altas en Julio alcanzando los 35ºC.

Las lluvias suelen darse tan solo en los meses de invierno, es importante tener en cuenta su proximidad a Sierra Nevada por lo que incluso puede llegar a nevar algunos días sin llegar a cuajar en el suelo.

Consejos para viajar a Granada

Ten en cuenta las festividades a la hora de organizar tu viaje, en la temporada alta ocurre la señalada fecha de Semana Santa o la popular fiesta del Corpus en Mayo, tiempo en el que es difícil encontrar alojamiento en la ciudad si no se reserva con antelación.

Lleva un calzado cómodo, alguno de sus barrios más populares, como el Albaicín tiene callejuelas en rampa y empedradas por lo que es complicado acceder en coche, te recomiendo ir preparado para recorrer la ciudad andando ya que Granada invita a pasear gracias a su embrujo.

¡Si te ha gustado, compártelo!

Esperando que este post te sea útil, te dejamos aquí también algunos enlaces prácticos a la hora de preparar tus próximas salidas.

Si aún no lo tienes claro hacia donde vas a volar en tus próximas vacaciones, infórmate sobre estos siguientes posibles destinos:

Descubre con nosotros la Comunidad Valenciana

Cataluña fascinante

La encantadora Andalucía

Descubre lo mejor de Asturias

Lo más bonito del País Vasco

La magia de Huesca

Descubriendo las Islas Canarias

Los lugares más bonitos de Italia

Lugares increíbles que ver en Francia

¡Viaja a Malta!

¿Te gusta la naturaleza?

¡Viaja a Rumania!

¡Viaja a Moldavia!

… por si te gusta la nieve.

¡Viaja con nosotros!

Continuará

0 Comments

Reply your comment

Your email address will not be published. Required fields are marked*

Translate »